YouTube va al banquillo de los acusados

madera herramienta martillo símbolo equilibrar negocio medida escala peso iluminación medición botella de vino producto criminal justicia decisión latón inocencia de madera libertad 3d orden sistema Corte gobierno ley abogado legal sala de justicia juez crimen palacio de justicia jurado castigo autoridad juicio culpa juicio litigio juicio abogado Objeto hecho por el hombre veredicto escalas de justicia mazo Justicia penal derecho penal jurídico demanda judicialA principios de 2018, un grupo de seis personas representadas por el bufete de abogados Silver Miller introdujo una demanda en contra de la plataforma de inversiones BitConnect. Esta plataforma se unió a la esfera cripto en diciembre de 2016 al presentar una oferta inicial de moneda (ICO por sus siglas en inglés) para un activo cripto llamado BitConnect X (BCCX). Ahora bien, lo que en un inicio se consideró un éxito rotundo, rápidamente pasó a considerarse como uno de los esquemas Ponzi más complejos dentro del sector cripto. Según los alegatos de los demandantes, BitConnect es responsable de emitir tokens sin valor registrado alguno y sacar provecho de algunos incautos entusiastas cripto. Se estima que las pérdidas producto de este esquema Ponzi se ubican en el rango de los $770 mil dólares, los cuales presuntamente fueron usados por la plataforma para cubrir algunos asuntos operativos dentro de la misma.

¿Y qué tiene que ver YouTube en todo esto?

Según los demandantes, YouTube es responsable de la publicaciones de videos promocionales que sirvieron para atraer potenciales inversionistas hacia lo que resultó ser un fraude por parte de BitConnect. Recordemos que YouTube es uno de los repositorios de videos en línea más importantes y reconocidos a nivel mundial. Todos los días, miles de millones de usuarios pueden publicar y tener acceso a una variedad extraordinaria de información. Es por ello que no resulta sorprendente que se haya seleccionado esta plataforma para promocionar BitConnect. Cuando el usuario que respalda este tipo de publicidad son entusiastas cripto tan reconocidos como Crypto Nick y Trevon James, es muy fácil entender por qué la parte acusadora de esta demanda alega que YouTube es parcialmente responsable de facilitar este esquema Ponzi. Estos videos promocionales fraudulentos alcanzaron más de 58 millones de vistas, así que es difícil negar que pudiera haber dirigido a varios inversionistas hacia un fracaso financiero. Este gigante asociado con Google al parecer admitió haber fallado al no eliminar a tiempo estos videos promocionales para evitar males mayores.

Ahora bien, esto no quiere decir que todo esté perdido para YouTube. Dentro de sus Términos y Condiciones, YouTube establece que esta plataforma puede permitir la presencia de enlaces hacia portales web externos que no le pertenecen ni están asociados a YouTube, así que se escapan de su control. Asimismo, YouTube no tiene la potestad de censurar o modificar el contenido publicitario relacionado con portales ajenos a su plataforma. Con ello, la responsabilidad de ser víctima de este fraude pareciera recaer en aquellos inversionistas afectados por no documentarse más antes de hacer dicha inversión.

¿Qué opinas de la incorporación de YouTube como uno de los acusados en la demanda hacia BitConnect? ¿Te parece que es realmente responsable de divulgar esta estafa o la responsabilidad recae en los afectados por no informarse mejor? Comparte tus opiniones en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios