Continuamos donde quedamos la última vez, pero ahora resaltando las ventajas y desventajas que tienen las wallets móviles al igual que las físicas.

Tal vez suene repetitivo, pero la importancia de saber elegir sabiamente una wallet para nuestros criptoactivos es monumental, por lo que debemos entender de primera mano lo que necesitamos y lo que mejor se adapta a ello. ¿Será acaso una wallet móvil o una física?

Las móviles siempre a la mano

Es verdad que hoy en día es cada vez más frecuente la realización de pagos mediante medios electrónicos y que son pocos los que no hayan realizado una transferencia bancaria en algún punto, pero también es verdad que de a poco el hombre ha ido ajustando esta actividad para que sea igual de práctica y rápida que el cancelar con efectivo.

Muestra de esto son las múltiples aplicaciones móviles para transferencias bancarias o pagos interinstitucionales p2p que inundan las tiendas de apps de los diferentes sistemas operativos móviles, por lo tanto las wallets alojadas en smartphones tienen una ventaja crucial frente a las demás, son más prácticas, están allí siempre y a la mano.

Y las físicas lo más similar a una billetera tradicional

Si bien las wallets móviles son el equivalente a las aplicaciones de los bancos (con la pequeña gran diferencia de que tienes la bóveda de seguridad en tu mano al tomarte una selfie), las wallets físicas son la versión moderna de una billetera tradicional de cuero negro, permitiendo tener contigo en todo momento un contenedor seguro para transportar, almacenar y movilizar tus criptoactivos.

Las wallets físicas son unas piezas de hardware desarrollado exclusivamente para almacenar de manera completamente segura los criptoactivos de tu portafolio, con una encriptación que blinda la seguridad de los mismo y que te permite crear un respaldo seguro para recuperar tus monedas ante una desafortunada pérdida de tu wallet (está bien, en eso sí no se parecen tanto a las billeteras convencionales).

Entonces, ¿por cuál decidirse?

Cada tipo de wallet que hemos analizado durante esta serie ha tenido aspectos positivos y negativos, y con estas dos no podía ser la excepción. Las wallets móviles tienen un alto nivel de practicidad, y se adaptan a esos dispositivos que la mayoría de nosotros en la actualidad tienen a la mano día tras día, pero no todo es color de rosas, algunas de estas billeteras no están desarrolladas de la mejor manera, por lo que dejan nuestros fondos expuestos a las mismas vulnerabilidades que poseen los dispositivos que las alberga, es por ello que no es del todo recomendable almacenar grandes cantidades de fondos en las mismas. De igual modo hay algunas otras que no permiten al usuario realizar un respaldo en la nube de su información de registro, por lo que existe una alta posibilidad de que al extraviar el smartphone valga unos cuantos dólares más que lo que costó de fábrica.

En cuanto a las wallets físicas podemos decir ciertamente que eliminan el factor de la vulnerabilidad, ya que es la única opción a elegir que nos brinda una encriptación a nivel de hardware de nuestros fondos. Sumado a esto existe la ventaja de que tienen soporte para multitud de criptoactivos que pueden ser almacenados en una misma billetera y permite al usuario respaldar sus datos, evitando así perder sus fondos junto a sus wallet en el peor de los casos.

Lamentablemente (como todo en la vida) estas wallets también poseen una desventaja, su precio, la mayoría de estos dispositivos ameritan un desembolso considerable para poder adquirirlos, por lo que es un contra a tener en cuenta para aquellos que se inician dentro del mundo cripto, pero por otro lado es una inversión atractiva para aquellos que quieran almacenar unos fondos mayores al precio de adquisición de la wallet.

Existen wallets móviles con un buen desarrollo por detrás que brindan una experiencia satisfactoria para los usuarios a la par que protegen de muy buena manera los fondos allí almacenados, un claro ejemplo es versión móvil de la billetera de bitcoin.com.

Pero conociendo todo lo expuesto durante esta serie, evaluando las ventajas y desventajas de cada opción, y entendiendo las necesidades promedio de los usuarios de criptoactivos en el mundo, la opción más segura (por lo tanto la más inteligente) es decantarse por una wallet física, tal como las Ledger Wallets, que son billeteras físicas reconocidas a nivel mundial con soporte para 25 criptoactivos diferentes actualmente y un nivel de encriptación que no ha sido vulnerado, por lo que ha mantenido a salvo los portafolios de muchos inversores del panorama cripto.

Esto fue todo por parte de nosotros en esta serie de wallets, les agradecemos habernos seguido durante su desarrollo y esperamos ansiosos que puedan seguir acompañándonos en la siguiente serie y dejando su opinión en la sección de comentarios.

¿Cuál es para ustedes la wallet ideal? ¿Han probado alguna de las que hemos nombrado en las listas? ¿Que tema les gustaría que tratáramos en la siguiente serie?

Comentarios

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorMujeres influyentes en el mundo de las criptomonedas
Artículo siguienteBitcoin Private sigue en alza
Luis A. Rodriguez

Estudiante de Economía, entusiasta del mundo digital y de las criptomonedas, amante del fútbol, la música y la fotografía.

¿Disfrutaste leyendo este artículo? Realiza una donación
BTC: 18NhY5RDQWQuj9QiRgVDi5QJnJ1MDF29uW
BCH: bitcoincash:qq7c56qfsuv4vh04ha5c4tlwj2zy0jqj4gzpjh4qgc
ZEN: znk8X21vL2xp26c1bp1MRu6KySkfNnUcRVz