Abogado acusa a autoridades búlgaras por ‘negligencia’ en el caso OneCoin

En la petición, el Dr. Levy señaló que OneCoin ha sido reconocida como una empresa criminal por un número de países incluyendo a Estados Unidos, Argentina y Alemania y clasificada como un esquema piramidal por fuerzas de seguridad tales como el FBI. Simultáneamente, los 20 mil millones de euros estafados en criptomonedas supuestamente mantiene a varias oficinas en la capital de Bulgaria, utiliza diversas identidades corporativas, continúa sus operaciones de manera constante, he incluso ha respaldado un evento de reclutación este pasado verano.

El esquema Ponzi de criptoactivos OneCoin fue inaugurado en 2014 y promocionado a través de las entidades búlgaras con sede en el extranjero OneCoin Ltd., registrada en Dubai, y OneLife Network Ltd. constituida en Belice. Ambas fueron fundadas por la responsable de la pirámide, la “Cripto Reina” de Bulgaria Dra. Ruja Ignatova, también un ciudadano alemán con un PhD en derecho privado europeo, y su asociado Sebastian Greenwood de Suecia.

Ignatova desapareció en 2017 mientras su hermano, Kostantin Ignatov, otro cofundador de OneCoin, fue arrestado en Los Ángeles en 2019 bajo cargos por crímenes financieros. Desde ese momento ha estado cooperando con las fuerzas de seguridad, ha testificado sobre la asociación de OneCoin con el crimen organizado en Bulgaria y en otras partes, se declaró culpable, y solicitó protección de testigos. El esquema también ha sido relacionado con financiación de terrorísmo. Un número de personas involucradas en la investigación y procedimiento legales, incluyendo a Ignatov, se han quejado de recibir amenazas legales y de otros tipos.

El documento presentado por Jonathan Levy enlista un número de otras figuras claves en la estafa y afirma que “los Ignatov, OneCoin y sus representantes en Bulgaria y Dubai actualmente controlan propiedades muebles e inmuebles, inversiones, criptoactivos, cuentas bancarias y efectivo que excede los 12,5 mil millones de euros (14,2 mil millones de dólares).

El abogado acusa a las autoridades búlgaras por sus limitadas acciones en el caso, haciendo referencia a una sola advertencia general acerca de Onecoin emitida en 2015 por la Comisión de Supervisión Financiera, la cual luego ignoró el asunto, así como redadas de la policía en sus oficinas en Sofía en 2018, ordenadas por Ivan Geshes quien ahora cumple como fiscal general de Bulgaria y realizadas a petición de la Europol y la policía alemana. Levy también declara: 

“No estamos al tanto de ningún arresto o confiscación de cuentas bancarias, efectivo, criptomonedas, o propiedad perteneciente a las víctimas. Si las fuerzas de seguridad búlgaras han confiscado activos, no han entregado cuentas al público ni han comenzado procesos de compensación para las víctimas.”

De acuerdo al representante legal, OneCoin es el esquema piramidal más grande en la historia mundial, sobrepasando a las pirámides Madoff y Mavrodi. Sin embargo, la queja presentada se enfoca principalmente en la operación búlgara OneCoin, cuya extensión total permanece desconocida, y está “dirigida a la negligencia por parte de las fuerzas de la ley de Bulgaria en relación con su responsabilidad estipulada por la UE con las víctimas de crimen”.

En la petición presentada por parte de los clientes de varios países, incluyendo Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y Australia, Jonathan Levy destaca que bajo el Artículo 47 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea y en provisiones similares de la ley de Bulgaria, a las víctimas de OneCoin se les debería garantizar el acceso a la justicia, la cual no han recibido por parte de Bulgaria. Levy acusa al país, un estado miembro de la UE, diciendo que “parece estar protegiendo y permitiendo a OneCoin que mantenga sus activos y continúe operando a pesar de ser la organización criminal más conocida del siglo XXI”.

El solicitante exhorta a Bulgaria a que responda por los activos de la estafa de criptomonedas 

Levy solicita al Defensor del Pueblo de Bulgaria que investigue la conducta de varias instituciones gubernamentales, como la Oficina General del Fiscal, el Ministerio de Justicia e Interior, y la Dirección de Inteligencia Financiera del país. También insiste en realizar acciones para acabar con “La operación pública y abierta de OneCoin en Bulgaria que continúa victimizando a los inversores en todo el mundo”.

El abogado también requiere asistencia de las autoridades búlgaras tomen acciones sobre los activos controlados desde Bulgaria, los cuales consisten, según el documento, en 230.000 bitcoins, efectivo, yates, autos de lujo, joyería y metales preciosos, cuentas bancarias, e inversiones y bienes raíces, para determinar si estos todavía están en posesión de Ignatova y sus asociados, o han sido incautados por Bulgaria.

Jonathan Levy también insiste que el gobierno en Sofía debe cumplir con sus obligaciones en cuanto a la compensación de las víctimas de OneCoin bajo la ley europea, como la Directiva 2012/29/UE del Parlamento Europeo y la Directiva 2004/80/CE del Consejo de la UE del 29 de abril de 2004.

El solicitante también pide el “establecimiento de una recompensa monetaria de hasta mil millones de euros” para alentar a los asociados de OneCoin a decidirse a suministrar información sobre el fraude de inversión en criptomonedas y sus actividades, “especialmente en relación con los 230.000 bitcoin en posesión de Ruja Ignatova o sus apoderados, actualmente valorados en más de 12 mil millones de euros”. El dinero para este fin, sugiere el Dr. Levy, debería venir de hasta el 10% de los activos recuperados de OneCoin.

Los informes de la prensa búlgara confirman que las compañías de OneCoin en el sur todavía están operativas. Según un artículo del diario empresarial Capital, la entidad One Network Services, antiguamente propiedad de Konstantin Ignatovy la madre de Ruja, la cual dirige la oficina principal de OneCoin en el centro de Sofía, actualmente está expandiendo su fuerza de trabajo, desde 17 empleados a finales del año pasado a 24 hoy en día. La publicación revela que la firma ha declarado ganancias que exceden los 2,9 millones de leva (más de 1,7 millones de dólares) para 2020 con una ganancia neta de 75.000 leva (más de $43.000).

El centro de reuniones en la planta baja de un edificio en Slaveykov Square ahora está cerrado, pero según Capital, los líderes de OneCoin han estado publicando fotografías de reuniones organizadas ahí durante sus visitas a Sofía. Los promotores activos de la estafa de inversiones en criptomonedas que ha sido renombrado como Oneecosystem, son nuevas caras, y unos pocos son realmente búlgaros. 

¿Crees que las autoridades de Bulgaria tomarán acciones en contra de OneCoin luego de la petición de las víctimas al Defensor del Pueblo búlgaro? Comparte con nosotros tu opinión en la sección de comentarios.

Artículo original escrito por Lubomir Tassev para News.bitcoin.com

Traducido por Carlos Hernández-Bitter para Pandanoticias.xyz

Comentarios

Comentarios