La Gaceta Oficial número 6.420 correspondiente al viernes 28 de diciembre (publicada oficialmente el 7 de enero) dio a conocer los nuevos cambios hacia los criptoentusiastas y demás personas que decidieron sacar provecho de activos contrarios a la moneda nacional. Esta publicación de Gaceta oficial contiene al decreto Nº 3.719, el cual explica brevemente el cambio dentro de esta actividad común para cualquier ciudadano.

Como puede ser informado con más detalle bajo el marco del Decreto Nº 35 del comunicado, la responsabilidad de dictar las nuevas normas caerá bajo la Administración Tributaria del país, que concretamente hace referencia al Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria de Venezuela (Seniat).

File:LogoSENIAT.png

Las instituciones bancarias también tomarán un papel importante seguido de este decreto, pues bajo guiatura de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario, todas las instituciones afines a ella y este sector deberán seguir una serie de lineamientos en función de hacer cumplir lo expresado en el decreto.

Seguido de su publicación en Gaceta Oficial, los cambios antes expresados ya se encuentran en vigencia dentro del territorio nacional, donde las únicas exenciones a estos cambios son “las operaciones de los títulos valores comerciados en la Bolsa de Valores” y “la exportación de bienes y servicios, realizada por órganos o entes públicos”.

¿Una buena noticia para el ecosistema cripto?

Según dio a conocer el medio informativo local, El Nacional, el economista Manuel Sutherland compartió cómo el decreto antes expresado podría ser visualizado como una estrategia del gobierno utilizada para “facilitar una dolarización encubierta” que demuestra una apertura sistemática en la economía.

Estas medidas pueden ser tomadas como una forma de facilitar la operaciones comerciales de las empresas extranjeras que llegan a Venezuela para trabajar en sus campos petroleros, además de ser una posible forma de preparar a los ciudadanos a las futuras operaciones con dólar Dicom y Petro que están por venir al país.

Para algunos criptoentusiastas, estos cambios pueden ser directamente un retroceso en la consignación de un ecosistema que trae un crecimiento notable dentro del país, pues en lugar de ser presentada como una alternativa a los sistemas de pagos convencionales, el pago con criptoactivos o divisas “forzado” puede conllevar a que ciertas actividades sean llevadas a la clandestinidad.

Por otro lado, la naturaleza de mercado cambiante presente en las criptomonedas también es un factor determinante en el decreto, teniendo que, de acuerdo a los cambios de cotización en el mercado que pueda tener un activo, una cuota de impuestos basada en transacciones realizadas con mucha antelación pueden representar un capital tanto significativo como insignificante a la hora de cancelar un pago.

¿Qué opinas tú de este decreto? ¿Crees que es la decisión correcta a seguir? Comparte con nosotros tus opiniones más abajo en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios