El tribunal falla a favor de la empresa minera

El Tribunal Supremo de Justicia publicó la semana pasada una sentencia que exige la devolución de más de 1000 dispositivos mineros de criptomonedas, los cuales fueron incautados por autoridades pertenecientes a la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (SUNACRIP) porque “vulneraban el sistema nacional de criptoactivos”.

Estos equipos mineros se encontraban bajo custodia de dos empresas contratadas por una entidad de criptomonedas conocida como Sierramoros, compañía propietaria de los dispositivos, cuando las autoridades realizaron una inspección que posteriormente terminó con el decomiso de los equipos por las razones mencionadas anteriormente.

Maria de los Angeles Toledo, la jueza encargada del caso, tomó la decisión de revertir la incautación y devolver los dispositivos a sus dueños originales, la empresa Sierramoros, debido a que existieron irregularidades en el proceso donde se decomisaron los mineros. En base a esto, la compañía tendrá la custodia de los equipos hasta que se termine de resolver la situación.

Cabe resaltar que aunque el tribunal otorgó a la empresa Sierramoros la custodia de los mineros, también le ordenó que no los puede poner en funcionamiento hasta que no se revisen sus permisos para realizar operaciones de minería de criptomonedas dentro de Venezuela.

La defensa denunció violación de las leyes en la inspección

Para el momento en que la SUNACRIP realizó la inspección los equipos mineros estaban bajo mantenimiento por la empresa contratada, a pesar de ello, las autoridades de la superintendencia decomisaron 12 dispositivos Antminer S9-S9I, 1.624 EBANG E9I y 1.475 fuentes de energía, sin especificar dónde estarían retenidos los dispositivos.

El documento del TSJ afirma que los abogados de la empresa dueña de los mineros presentaron una solicitud ante el tribunal venezolano para anular la incautación de los equipos de minería efectuada por funcionarios del SUNACRIP. 

Igualmente, los abogados presentaron la denuncia de que hubo irregularidades en el procedimiento de inspección de los mineros a manos de la SUNACRIP y alegaron que fue violado el derecho a la defensa y al debido proceso, así como el derecho a la propiedad de la empresa demandante.

La defensa de parte de los abogados de la empresa Sierramoros logró la recuperación de los dispositivos, a pesar de que todavía no los puede poner en funcionamiento. Cabe señalar que la minería de criptomonedas es legal en Venezuela desde hace tiempo, solamente es necesario solicitar una licencia ante la SUNACRIP. 

¿Piensas que estuvo bien tomada la decisión por parte del tribunal en Venezuela? ¿Crees que Venezuela es una buena plaza para operar como minero de criptomonedas? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios