El 16 de marzo, la reconocida compañía automotriz Toyota informó, mediante un comunicado de prensa, que en 2019 fundó un laboratorio con el objetivo de hacer investigaciones en relación con soluciones basadas en tecnología blockchain. El Toyota Blockchain Lab fue lanzado en abril de 2019 con la intención de trabajar en colaboración con la compañías pertenecientes al Toyota Group, para utilizar esta tecnología en varias áreas, como las cadenas de suministro y servicios de movilidad, incluso para el desarrollo de su proyecto futurista llamado “Woven City”.

El gigante automotriz confía en que la tecnología de cadenas de bloques le ayude a mejorar el servicio a sus clientes, incrementar la eficiencia del negocio y la comunicación entre los miembros del grupo, con el potencial de facilitar la creación de alianzas con otras empresas. “Con características como alta resistencia al sabotaje y a las fallas, la tecnología blockchain puede facilitar el seguro intercambio de datos entre varias partes mejorando la confiabilidad de la información”, afirma el comunicado.

Además, Toyota expresa que tiene planes de convertirse en una “compañía de movilidad”, es decir, un empresa que pueda brindar una amplia gama de servicios relacionados con el transporte. La conectividad entre sus socios es otro aspecto a optimizar para el gigante japonés, para así poder “hacer amigos dentro y fuera del Grupo”.

Avances hasta la fecha

Hasta el momento, el laboratorio ha realizado diversas pruebas y examinando aplicaciones prometedoras con esta tecnología. Los trabajos estuvieron enfocados en aplicaciones potenciales para clientes y vehículos finalizaron en noviembre del año pasado. Toyota afirma que los ensayos fueron exitosos “confirmando la utilidad de la tecnología blockchain en cada aplicación de uso”.

Aún quedan aplicaciones por probar en el Toyota Blockchain Lab en relación a los clientes, como mejorar el manejo de datos personales y digitalización de contratos; y los vehículos, como la utilización de la información del ciclo de vida de las unidades. 

Adicionalmente, la empresa planea hacer pruebas relacionadas con las cadenas de suministro: mejorar la eficiencia de los procesos y registrar la información de los repuestos para mayor trazabilidad. Otro aspecto que van a incluir en sus ensayos es la digitalización de activos, por ejemplo vehículos,  para diversificar sus métodos de financiamiento y llevar a otro nivel sus relaciones con clientes e inversores.

Finalmente, Toyota aspira a seguir expandiendo sus colaboraciones vinculadas a las investigaciones con la tecnología blockchain a través de su laboratorio y promover pruebas para hallar más usos basados en cadenas de bloques. Más allá, la empresa pretende “acelerar la implementación social de esta tecnología, y acumular conocimiento técnico para seleccionar una plataforma adecuada para cada aplicación”,  en relación con las plataformas blockchain a nivel mundial. 

¿Qué opinas de las investigaciones hechas por Toyota para desarrollar aplicaciones con tecnología blockchain?¿Qué impacto crees que pueda tener esta tecnología en el sector automotriz? Comparte con nosotros tu opinión en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios