SEC definió a GRAM como un security token

La Comisión de Bolsa y Valores (SEC por sus siglas en inglés), clasificó al token GRAM como un security token, cuestionó la naturaleza de la compañía y la forma como recaudaron los fondos, a lo que Telegram rechazó tales acusaciones en el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York. 

“Hemos declarado repetidamente que los emisores no pueden evitar las leyes federales de valores simplemente etiquetando su producto como una criptomoneda o un token digital. Telegram busca obtener los beneficios de una oferta pública sin cumplir con las responsabilidades de divulgación establecidas desde hace mucho tiempo diseñadas para proteger al público inversionista” comentó el codirector de la División de Cumplimiento de la SEC, Steven Peikin. 

Telegram reconoce que no presentó una declaración de registro ante la SEC, porque ellos alegan que ésta acción no es requerida por las leyes federales de valores, y si bien los tokens GRAM ya se han vendido, éstos no han sido distribuidos y tampoco emitidos, porque la blockchain de TON aún no está en funcionamiento por orden de la misma SEC.

“Las reclamaciones (de la SEC) no tienen ningún mérito, ya que la colocación privada de Telegram a inversores acreditados altamente sofisticados se realizó de conformidad con exenciones válidas para el registro bajo las leyes federales de valores y los GRAM no serán valores cuando se creen en el momento del lanzamiento de la TON Blockchain”, aseguró Telegram.

La firma también está en desacuerdo con la posición de la SEC, porque está involucrando una “’regulación inadecuada por la aplicación en esta área naciente de la ley”, y en vista de ello, no especificaron claramente los parámetros y pasos a seguir desde su punto de vista acerca de qué constituye o no el incumplimiento de las leyes federales de valores.

Desde comienzos de año, la compañía afirmó que estuvo en conversaciones con la Comisión para evitar infringir las leyes, sin embargo, ésta no les proporcionó la orientación necesaria antes de iniciar el proceso legal contra ellos.

Motivado a todo esto, Telegram solicitó ante la Corte la desestimación de las acusaciones hechas en su contra. Pero este caso no avanzará sino hasta el 18 y 19 de febrero del próximo año 2020, fecha en la cual se pautó la próxima audiencia. 

Viendo el caso en retrospectiva

A comienzos del mes de octubre, Telegram anunció el lanzamiento de su blockchain Telegram Open Network (TON), dándoles a los inversionistas las indicaciones para inscribirse en ella y los pasos a seguir como la creación de las llaves públicas, para poder operar una vez que ésta estuviese en funcionamiento. 

Posterior al anuncio hecho por la compañía, la Comisión de Bolsa y Valores ordenó la detención temporal del proyecto TON, alegando que no registraron sus ofertas y ventas de Gram, por lo que ésta debía evitar que los mercados estadounidenses se inundaran con los tokens digitales que según la SEC, fueron vendidos ilegalmente. 

Las reacciones por parte de los interesados no si hicieron esperar y entre los mismos inversionistas acordaron posponer el lanzamiento de TON, para solventar primero los inconvenientes que presentó la Comisión ante la puesta en marcha de la red TON. 

La SEC ha estado detrás de varios proyectos de ICO, pero en la mayoría de los casos la mayor penalización impuesta por ellos ha sido una multa, y los perjudicados continúan operando. Sin embargo, para Telegram el panorama no ha sido tan positivo, y la compañía reclamó que no hubo señales de desaprobación durante el proceso. Por los momentos, lo que resta es esperar el avance del caso para febrero del próximo año, fecha en la que será la próxima audiencia.

¿Cómo te parece la posición de la SEC ante el proyecto blockchain de Telegram? ¿Crees que la SEC está siendo injusta con las acusaciones que hace en contra del proyecto? Comparte con nosotros tus comentarios en nuestra sección.

 

Comentarios

Comentarios