WSJ dice, Shapeshift dice…

Erik Voorhees

Como buen entusiasta cripto que le gusta mantenerse informado, seguramente has leído varios artículos para nada alentadores sobre uno de los exchanges más influyentes de la criptoesfera: Shapeshift. Si bien es cierto que algunas de sus decisiones más recientes han desatado una ola de escepticismo en la comunidad cripto, también lo es que se trata de una de las compañías más influyentes en el sector de activos digitales. Su director general Erik Voorhees es quizás una de las figuras cripto más reconocidas y debemos admitir que llama la atención cuando emite declaraciones públicas sobre su compañía. Una de sus declaraciones más recientes tiene que ver con el reconocido medio informativo estadounidense Wall Street Journal (WSJ por sus siglas en inglés).

Voorhees hizo uso de Medium para elevar su voz para defender a su compañía de una serie de fuertes acusaciones relacionadas con actividades de lavado de dinero provenientes del WSJ. Según el director general de Shapeshift, el artículo How Dirty Money Disappears into the Black Hole of Cryptocurrency no es más que un ataque infundado y cargado de verdades a medias. Llama poderosamente la atención que Voorhees señale que la raíz del asunto pudiera estar muy lejos de la falta de dedicación periodística, sino que radica en el desconocimiento de su plataforma y de la tecnología blockchain en general. Como podemos ver, parece ser un asunto de “WSJ dice, Shapeshift dice…”, lo cual jamás es bueno al momento de buscar información veraz y objetiva.

Imprecisiones que afectan la credibilidad ante el mundo

El comunicado de Voorhees también arroja un dato muy interesante: al parecer, el Wall Street Journal acudió a Shapeshift para obtener la información necesaria para escribir una pieza sobre la industria cripto. En palabras de Voorhees, ambas partes estuvieron en contacto durante un período de cinco meses que se caracterizó por un diálogo cordial y buena disposición para responder. Recordemos que el WSJ es uno de los medios informativos más influyentes en el sector financiero mundial y es el tipo de aval que una compañía como Shapeshift anhela, especialmente cuando un medio informativo de este calibre acude a la fuente directa de información. Ahora bien, las declaraciones de su director general tienen un tinte de decepción ante esta institución, ya que alega que el resultado final no refleja las intenciones que el WSJ manifestaba tener en un principio. En su opinión, el artículo del Wall Street Journal está plagado de serias imprecisiones que afectan la credibilidad de uno de los jugadores más reconocidos del mundo cripto. Las acusaciones sobre lavado de dinero y otras actividades ilícitas son un tema muy sensible para los entusiastas e inversionistas criptos, así que jamás son tomados a la ligera.

No es de sorprenderse que Voorhees esté a la defensiva. Durante los últimos meses, Shapeshift ha sido el blanco de muchísimas críticas debido a su programa de membresías Shapeshift Membership. El nivel de confusión alrededor del mismo ha sido tal que compañías como Exodus y BTCPay han decidido abandonar Shapeshift en búsqueda de otras plataformas de intercambio más afines con sus políticas internas. Quizás lo que genera más inconvenientes en la criptoesfera es el silencio, seguido de una serie de vacíos legales. De ser ciertos los alegatos de Voorhees en favor de su compañía, es una situación que se ha tratado de rectificar en aras de beneficiar a todo el ecosistema cripto y lograr mayor aceptación.  

Un canal de comunicación abierto es vital para alcanzar la veracidad

Mantenerse informado, en líneas generales, es un trabajo arduo que requiere mucha dedicación y postura crítica. Es por eso que, en PandaNoticias, dedicamos nuestro mejor esfuerzo en presentar ante ustedes noticias apoyadas en comunicados oficiales y obtener nuestros datos de las fuentes de información directas. Asimismo, los invitamos a permanecer atentos. El desconocimiento es uno de los principales enemigos del sector de activos digitales y de la tecnología financiera. Lo que Shapeshift y su director general ponen en tela de juicio no es la dedicación del Wall Street Journal, sino su desconocimiento y la poca disposición de ofrecerles un derecho a réplica, al menos hasta el momento de redacción de esta noticia. Millones de lectores alrededor del mundo ven en WSJ su principal fuente de información y es frustrante para Erik Voorhees es el daño que este medio informativo pudo causar a su credibilidad. Un buen reportaje es capaz de provocar en el lector ansias de saber, pero también debe hacerse responsable por los efectos que pueda acarrear. Al final del día, un canal de comunicación abierto es vital para alcanzar la veracidad y la aceptación general. Es éste el sueño dorado del ecosistema cripto en general.

¿Qué piensas de los alegatos del Wall Street Journal y de la respuesta de Shapeshift? ¿Consideras que los medios informativos son los principales responsables de ofrecer información veraz y objetiva sobre la criptoesfera? Comparte tus opiniones en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios