Es la primera prueba que se realiza a nivel alimentario, donde la agencia y un matadero de ganado vacuno demostraron que si se puede utilizar blockchain para garantizar la salud del consumidor.

Una solución innovadora para un problema de antaño

La preocupación a nivel alimenticio radica, en que los controles actuales no aseguran que estos lleguen en buen estado o sin alteraciones a manos de la población. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que de cada 10 personas, 1 ha presentado intoxicación de origen alimenticio, debido a que hasta ahora no existe en la cadena de producción un mecanismo que garantice eficazmente que el producto desde su origen, trayecto y obtención, sea totalmente apto para el consumo. Y es que resulta complejo, tanto para los productores como para la industria, asegurar que el origen de sus productos es el adecuado.

Antecedentes que pueden no volver a ocurrir

Se conocen varios escándalos de alimentos que fueron adulterados o que simplemente no siguieron los controles de rigor, como fue el caso del brote de mantequilla de maní contaminada con salmonella en 2009, leche adulterada con melanina en 2008, el consumo de un aceite de oliva con sustancias carcinógenas en 2001, la gripe aviar en 1997, entre otros.

la falla en los controles de seguridad alimentaria representa un grave caso para la salud pública que demanda mayor atención.

Luz verde del Gobierno para la tecnología blockchain

La agencia reguladora del Reino Unido en conjunto con un matadero vacuno, aplicaron una prueba piloto basada en blockchain, que consistía en obtener información sobre la procedencia y seguimiento de la carne hasta que llegase al consumidor.

Sian Thomas, Jefe de Gestión de la Información de la FSA, afirmó que resultó todo un éxito, gracias a que demostraron que desarrollando un rastreo de datos en la industria que haga cumplir lo que se conoce en teoría, brindará mayores oportunidades para que el sector y el gobierno puedan trabajar y desarrollar éste enfoque.

Es así como la blockchain puede ofrecer a los agricultores, comerciantes y consumidores, la confianza sobre el control en la cadena de suministros, razón por la cual la FSA se prepara para desarrollar una segunda prueba piloto.

Un grupo de grandes empresas como Dole Food Co., Driscoll´s Inc., Nestlé SA, Unilever NV y Wallmart, se unieron a IBM, para desarrollar tecnología blockchain y realizar un seguimiento de sus productos a nivel mundial para evitar contaminación, falsificación y robo.

En un principio esta tecnología fue adoptada a nivel financiero. Pero ahora, está llegando para impulsar al sector de suministros alimenticios, porque su sistema que es descentralizado, brinda un eficaz seguimiento en la cadena de abastecimiento.

Sin embargo, ¿será una solución confiable, que generará seguridad en el último eslabón de la cadena, el consumidor?

Comentarios

Comentarios