SEC continúa presionando estafadores de criptomonedas

El ente regulador está buscando una sentencia contra los operadores del proyecto Meta 1 Coin, el cual estafó a inversores tanto de los Estados Unidos como extranjeros y estaba presuntamente respaldado por obras de arte y oro. Esta solicitud por parte de la SEC surgió el pasado 18 de noviembre, luego de que los acusados no se presentaran a la audiencia. 

Los implicados corresponden a tres compañías, Meta 1 Coin Trust, Clear International Trust y Ironheart Trust; además de los individuos Robert Dunlap, Nicole Bowdler, Wanda Traversie-Warner y Alfred Warner Junior. La demanda ocurre porque estos ​​recaudaron más de 4.3 millones de dólares de más de 150 inversionistas de forma fraudulenta. 

El caso se abre en marzo de 2020

Para el 20 de marzo de 2020, la comisión obtuvo una congelación de activos y una acción para detener un fraude de valores. La demanda de la SEC indica que los acusados hicieron ofertas engañosas a inversores, además de afirmaciones de que la ICO Meta 1 estaba respaldada por una colección de arte valoradas en 1 mil millones de dólares y 2 mil millones de dólares en oro.

De igual forma, les hicieron creer que el activo digital no tenía riesgos de pérdida de valor, ya que las ganancias serían de hasta un 224,923%. El hecho fue que los estafadores ​​nunca distribuyeron la criptomoneda Meta 1, por el contrario, utilizaron los fondos recaudados para gastos personales, comprar automóviles de lujo como un Ferrari de 215.000 USD, y enviarlos hacia Pramana Capital Inc. y Peter K. Shamoun.

La queja de la SEC implica la violación de las disposiciones de registro de valores y antifraude de las leyes federales. Así mismo, la comisión busca que se le imputen cargos judiciales permanentes basados ​​en la conducta, la devolución de las ganancias supuestamente mal habidas y con intereses previos al juicio, además de sanciones civiles contra los implicados.

Según investigaciones de la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos,  la ICO Meta 1 nunca existió, así como tampoco la colección de obras de arte o los activos de oro que les prometieron a las personas que invirtieron en el proyecto. Por los momentos, solo queda esperar a que los acusados comparezcan ante el Tribunal de Distrito de Texas o que la solicitud de la SEC se ejecute sin más demora.

¿Cómo te parece el caso de la ICO Meta 1? ¿Crees que los inversores puedan recuperar el dinero invertido en este proyecto? Queremos conocer tu opinión, déjanos tus comentarios en nuestra sección.

Comentarios

Comentarios