El pasado 7 de noviembre, el líder de la Fundación Ethereum, Péter Szilágyi, confirmó por medio de un tweet la fecha de la nueva actualización de la red, expresando que el nuevo hard fork se realizará el día 4 de noviembre y comenzará en el bloque número 9069000.

De la misma manera, el tweet contiene un enlace para los operadores de la red principal Geth, con una versión de mantenimiento que se va a utilizar para iniciar el hard fork, se conoce que Geth es uno de los dos clientes más comunes para ejecutar nodos en la red, el otro se llama Parity.

Estambul es el siguiente paso que tiene la red para completar su transición a Ethereum 2.0, la cual se espera que se realice en el año 2020 y tendrá como nombre Berlín, cabe resaltar que la última bifurcación que tuvo la red se realizó en el mes de febrero y tuvo como nombre Constantinopla.

Sin embargo, esta actualización puede sufrir retrasos, siempre y cuando la comunidad o el equipo de desarrolladores encuentren alguna brecha de seguridad dentro del código que posteriormente signifiquen problemas dentro de la red, tal y como ocurrió con la última actualización que sufrió la red.

Constantinopla estuvo planeado en un principio para octubre de 2018, no obstante, algunos problemas de vulnerabilidad descubiertos en la red pospusieron el lanzamiento de la bifurcación a 2019, así mismo, un día antes de que el proyecto fuese lanzado, en enero de 2019, se notificó que el mismo aún no estaba listo, retrasando su salida hasta el mes de febrero.

Estambul a la vuelta de la esquina

Esta nueva actualización de la red ofrecerá una serie de cambios dentro del código de la misma, catalogandose como hard fork debido a que no será compatible con versiones anteriores de la blockchain.

Dentro de los cambios más relevantes que posee la actualización se resalta el EIP 1884, el cual consiste en aumentar el costo de los recursos computacionales para las personas y organizaciones interesadas en desarrollar aplicaciones sobre la red, evitando que la cadena de bloques se congestione.Así mismo, la actualización trae nuevas opciones dentro del código que permiten verificar y autenticar los datos a través de la blockchain de Ethereum de forma mucho más rápida y segura, siendo un aspecto bastante esperado por los desarrolladores.

¿Qué ofrecía Constantinopla? 

Esta última actualización buscó dar una mayor optimización dentro de la red, buscando una mayor escalabilidad, de la misma manera, se notificaron cambios para los desarrolladores de contratos inteligentes gracias a la añadidura de las EIPs 145 y 1052, las cuales modificaron los procesos en la EVM (la encargada de procesar los contratos inteligentes) al modificar la forma en que son transformados y leídos los datos por ella, generando una mayor optimización.

Igualmente, la EIP 1014 propuesta por Vitalik Buterin renovaba la escalabilidad que tenía la red para ese entonces, ya que brindaba la posibilidad de facilitar el punto de vista sobre las transacciones “fuera de la cadena de bloques” al librar a la blockchain de ethereum de parte de las operaciones que antes debían ser procesadas.

A pesar del auge que tuvo la actualización, un periodo de pruebas cambió el rumbo de su lanzamiento, siendo prolongado para el 2019, al momento de realizar las pruebas los desarrolladores vieron que la actualización presentaba problemas en el código que pasaron desapercibidos, además, existía una falta de coordinación llevó a una división múltiple en la testnet que volvió inutilizable el entorno de prueba.

Finalmente, días antes del esperado lanzamiento, ChainSecurity informó sobre una serie de vulnerabilidades que tenía la red, permitiendo realizar posibles ataques específicos dentro de la cadena de bloques, ante esto, el equipo de desarrolladores actuó ante el llamado y comunicó la decisión tomada por consenso general, posponer el lanzamiento del hard fork nuevamente.

¿Qué piensas sobre esta actualización? ¿Crees que Estambul tenga retrasos en su lanzamiento como ocurrió con Constantinopla? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios