Para comprender qué es un token y los tipos que existen, debemos saber primero qué es una criptomoneda. Una criptomoneda no es más que un activo digital, que sirve como medio de intercambio, bajo un proceso de cifrado que le confiere transparencia y seguridad en todos los procedimientos. 

Ahora bien, un token también es un activo digital, que en este caso se encuentra es desarrollado sobre la blockchain de una criptomoneda ya existente. Los token nacen a partir de una Oferta Inicial de una Moneda o Initial Coin Offering (ICO por su significado en inglés), como una nueva forma de financiación, por medio de la cual una startup puede obtener el capital que necesite para desarrollar su proyecto.

El uso de los tokens se remonta a tiempos antiguos

Es sorprenderte, pero si, se usan desde finales del siglo Siglo XIX y principios del Siglo XX en Estados Unidos, como fichas que contenían un valor fiduciario dentro de un mercado y se utilizaban como reemplazo del dinero. Sin embargo, estos tenían el inconveniente de que los podían falsificar y estaban controlados por una entidad que podía emitirlos como quisiera y posteriormente quedaron en desuso. Pero a diferencia de cómo se hacía en esa época, los tokens actuales pueden ser construidos sobre la tecnología blockchain, haciéndolos más seguros.

Generalmente los tokens son creados por la plataforma blockchain de un tercero. Plataformas como Ethereum y Tron son solo algunas que permiten esta modalidad a partir de la creación de contratos inteligentes de manera rápida y sencilla. Los primeros tokens que se conocieron en blockchain fueron los de Bitcoin ideados bajo el concepto de Colored Coins, sin embargo, su auge aumentó a partir de que Ethereum creó el estándar ERC-20, significando el primer paso para el nacimiento de muchos otros tokens.

De igual modo las criptomonedas y los tokens se cotizan en las plataformas de intercambio, por lo que su precio está sujeto a la oferta y demanda al igual que lo hacen las cripto, pero están influenciadas por la evolución del proyecto al cual están vinculados.

Tipos de Tokens

Dentro de los tokens podemos encontrar subtipos como: Security Tokens y Utility Token, y todos tienen una representación de valor de un proyecto o empresa.

Security Token: es un tipo de activo ligado a los valores financieros, estos toman su valor de la compañía que los emite y los respalda, pero no necesariamente representan una parte de una compañía de la misma forma que una acción financiera. Estos son regulados de forma más estricta por su denominación como valores financieros dada por las entidades reguladoras.

Utility Token: son fichas específicas y representan el acceso a productos y servicios futuros de una empresa. Quiere decir que no hay un producto o servicio tangible detrás del token, por lo que son diseñados para no ser inversión financiera, pero que de igual forma los inversionistas pueden venderlo para obtener un beneficio, en caso de un incremento en la demanda. Obtienen su valor del mismo valor de la plataforma. Por ejemplo: Fichas Arcade.

Una vez tomado en cuenta los tipos de tokens, nos centraremos en comprender los security tokens. De manera simple, estos son un tipo de activo financiero, originado de las criptomonedas, similares a cualquier otro, pero que están vinculados a los valores financieros tradicionales y pueden ser una opción de financiamiento o inversión a considerar por empresas o personas.

Ventajas de los Security Token

Los security token están digitalizados por medio de blockchain, lo que les confiere grandes ventajas como reducir tiempos de operaciones y un entorno transparente para moverse. Estos se consideran activos, que le ofrecen a sus dueños la oportunidad de obtener ganancias en base al crecimiento de una empresa. Su respaldo lo pueden obtener de algo tangible, como activos, beneficios de una empresa y por consiguiente, son considerados como inversiones a efectos legales.

Como el resto de tokens, estos surgen a partir de una ICO, lo que permite a las compañías obtener el capital necesario por medio de la venta de algunas acciones a un costo más bajo de lo que podría valer en un futuro. Sin embargo, como todo nuevo proyecto y que implica inversión de activos, están solicitando las entidades encargadas de que estén sometidas a regulaciones y requisitos del país o países donde se están comercializando.


¿Los Security Tokens deben estar regulados al igual que los otros?

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) ha sido una de las entidades que ha marcado la regulación en la industria de las criptomonedas, y en caso de los security tokens, estos no son la excepción, aunque deben abordarse desde un punto de vista legal un poco diferente en relación con los otros tipos de tokens.

Los security tokens deben estar sujetos a los requerimientos de cumplimiento, tales como los procesos conozca a su cliente o Know Your Customer (KYC por sus siglas en inglés), aplicados por inversionistas o personas acreditadas, o también por intermedio de una compañía de servicios o agente autorizado (agencia o sociedad de valores), etc.

A pesar de que las mismas regulaciones están buscando la manera de separarlas para los distintos tipos de tokens, tanto para los security y utility tokens, muchos reguladores piensan que todos son security tokens desde que puedan ser cotizados o intercambiados por otro criptoactivo o divisa.

Es por ello que la SEC insta que para lanzar este security token, se requiere obligatoriamente el cumplimiento de toda regulación para los activos financieros así ellos no lo consideren. También la entidad regulatoria explica que no se puede hacer publicidad masiva de una ICO, donde cualquier persona pueda adquirir este activo financiero.

Para aclarar los términos, la SEC permite identificar si se considera como Security Token según su relación con la Prueba de Howey, compuesta por lo siguiente:

  • Hay una inversión de dinero
  • Hay expectativas de ganancia
  • La inversión de dinero es en una empresa común
  •  Cualquier ganancia proviene de los esfuerzos de un promotor o un tercero.

Desde el 2017 han surgido por medio de startups varias ofertas de tokens a través de la financiación de ICOs. Sin embargo, los expertos están considerando a los Security Tokens Offerings (STOs por sus siglas en inglés) como la siguiente revolución para el sector cripto después de las ICOs y podrían resultar más atractivos para inversionistas, en vista de los derechos que obtienen al adquirirlos y podrán actuar como puente entre el sistema financiero tradicional y el ecosistema blockchain.

¿Con base a lo anterior puedes identificar a un Security Token? ¿Crees que puedan ser considerados como la siguiente revolución después de las ICOs? Queremos conocer tu opinión, déjanos tus comentarios en nuestra sección.

Comentarios

Comentarios