La protección al inversionista es el objetivo principal de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (European Security and Markets Authority o ESMA, por sus siglas en inglés), quien ha decidido prorrogar las actuales restricciones aplicados a algunos derivados financieros, incluyendo los contratos por diferencias (CFDs) basados en monedas criptográficas.

CasaEn un comunicado de prensa, la autoridad europea afirma que la necesidad de ampliar esta medida de intervención se debe a que aún existe una preocupación por la protección de los inversionistas minoristas en relación con la oferta de CFDs.

Según el anuncio publicado en el sitio web del regulador, la semana pasada la Junta de Supervisores acordó entonces extender las restricciones que incluyen la obligación de mantener límites de apalancamiento en la apertura de una posición por parte de un cliente minorista, los cuales varían en función de la volatilidad de los activos de garantía. Sigue prohibida, además, la distribución, comercialización o venta de opciones binarias a inversores minoristas y la autoridad propone también que los proveedores de CFDs se abstengan de utilizar incentivos, además de estar obligados a realizar una “advertencia de riesgos firme y estandarizada” a sus clientes.

ESMA estableció las restricciones a partir del 1ero de agosto de 2018, sin embargo decidieron que tal ordenanza se extendería por tres meses más, contando desde el 1ero de noviembre.

De acuerdo a las mismas autoridades, se han aplicado estas medidas debido a la preocupación respecto a los clientes minoristas, ya que según sus propios datos, entre el 74% y 89% de las cuentas minoristas con CFDs pierden entre 1.600 y 29.000 euros, al igual que cuentas con opciones binarias arrojan pérdidas constantes.

Medidas temporales

En marzo de 2018, la Autoridad Europea de Valores y Mercados se refirió a estas restricciones como “medidas temporales de intervención de productos sobre la provisión de CFDs y opciones binarias a los inversores particulares” y expresaron que la decisión llegaba luego de concluir que esta clase de activos era de carácter “relativamente inmaduro”, lo que supone un riesgo para los inversionistas.

Asimismo, la institución de la UE declaró que los instrumentos financieros que están expuestos a las criptomonedas, como los CFDs en este caso particular, deben ser vigilados de cerca y prometen evaluar medidas más estrictas de ser necesario.

¿Qué opinas sobre esta noticia? Comparte con nosotros tus opiniones en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios