Iniciativa contó con más de 1.15 millones de dólares australianos

Manbulloo Limited junto con el apoyo del Centro de Investigación Cooperativa para el Desarrollo del Norte de Australia (CRCNA), la compañía blockchain Trust Provenance (T-Prov) y la empresa de horticultura Growcom, llevó a cabo un proyecto piloto llamado Smart Supply Chain, que contó con una inversión total de 1.158.181 dólares australianos (más de 827.000 USD), para detectar los puntos críticos en la cadena de suministro de su principal producto. 

“Este proyecto trata sobre el uso de datos para mejorar la eficiencia en toda la cadena de suministro. T-Prov ha trabajado junto con el personal de Manbulloo y sus socios de la cadena de suministro, incluidos maduradores, proveedores de logística, controladores de calidad, organismos de certificación y el minorista de alimentos Coles, para probar la tecnología y los sistemas en un entorno comercial”.

La iniciativa se enfocó en establecer y probar un sistema de integridad de la información basado en tecnología blockchain, en toda la cadena de suministro de Manbulloo de los centros de distribución en las regiones de Katherine y Ayr en Australia.

Smart Supply Chain superó las expectativas

El productor de mangos logró identificar los puntos críticos de la cadena de suministro gracias a la implementación de esta plataforma, y a su vez le permitió determinar datos en tiempo real, porque la información se cargaba directamente en la red.

Las expectativas fueron superadas al demostrar los beneficios que obtuvieron de esta tecnología, ya que todo el proceso fue rastreable, seguro y verificable al momento, con lo que adicionalmente pudieron reducir los costos.

Para el Dr. Sam McMahon, senador del Territorio del Norte, este innovador proyecto representa un gran paso hacia la innovación tecnológica alimentaria que desean para el país: “Manbulloo puede ver dónde está su fruta a lo largo de la cadena de suministro en tiempo real y mantener un control de calidad proactivo y un protocolo de garantía de calidad para abordar cualquier problema de inmediato y complementar lo que ya es el mejor enfoque de la industria”.

Así mismo, el director ejecutivo de CRCNA, Jed Matz, agregó que “Smart Supply Chain es un gran ejemplo” de cómo esta institución desea reunir a empresarios y líderes de la industria, para ofrecer excelentes resultados con amplios beneficios para todas las partes involucradas al norte de Australia.

Las pruebas de trazabilidad del mango en Australia con tecnología blockchain, muestran que la industria tanto de esta fruta como la de otros productos agrícolas pueden beneficiarse y extender sus usos en todo el sector alimentario, favoreciendo a todos los participantes en la cadena de valor.   

¿Cómo te pareció la aplicación de tecnología blockchain para la cadena de suministro del mango en Australia? ¿Crees que en el país esta innovación pueda extenderse a otros sectores alimentarios? Comparte con nosotros tus comentarios en nuestra sección.

Comentarios

Comentarios