Una propuesta para Latinoamérica

Hace unos días fue publicado por la misma organización Proyecto DIDI, un análisis sobre los marcos regulatorios de algunos países de Latinoamérica, incluyendo a Colombia, Venezuela y Argentina, esta iniciativa lleva por nombre “Regulación de Blockchain e identidad digital en América Latina” y tiene como objetivo desglosar un modelo de identidad basado en tecnología blockchain.

Esta iniciativa propone un modelo blockchain que está compuesto por tres secciones que tratan sobre la noción de identidad digital, uso de datos y los derechos que se conceden a los titulares de dichos datos; la normativa aplicable a blockchain y por último aquella aplicable a las criptomonedas.

Sin embargo, Proyecto DIDI determinó que el análisis revela que los países latinoamericanos no se encuentran en condiciones de dar apoyo normativo a un proyecto que incluya estos tres elementos mencionados, es por ello que se deben implementar una serie de estrategias que aseguren las condiciones para avanzar en su implementación.

Los demás países tomados en cuenta para la propuesta son Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Igualmente el estudio mostró diferentes resultados entre todas las muestras, destacando que solamente, Argentina, Bolivia y Venezuela poseen un marco regulatorio para blockchain, de los cuales exclusivamente Argentina posee un apartado regulatorio aplicable a los contratos inteligentes.

Por otro lado, se resalta que Argentina, Colombia, Chile, Venezuela, Bolivia y Brasil son países que poseen un marco legal aplicable para las criptomonedas. Esta iniciativa fue presentada gracias a la colaboración de BID Lab (el laboratorio Blockchain del Banco Interamericano de Desarrollo) y LACChain (Alianza global para el desarrollo del ecosistema Blockchain en Latinoamérica y el Caribe).

Sobre proyecto DIDI

Proyecto DIDI fue lanzado por primera vez en medio de la pandemia en pleno 2020, esta iniciativa propone una aplicación para teléfonos celulares que permite la certificación y validación de datos sociales, cívicos y económicos a través de credenciales verificables emitidas por terceros; de la misma manera el proyecto cuenta con un portal web para la emisión de credenciales, a través del cual individuos o terceros pueden operar, gestionar, emitir y revocar esas credenciales.

Así, DIDI ofrece a sus usuarios la posibilidad de disponer de información de confianza que sea privada y a su vez validada por terceros, sobre documentos y logros académicos, laborales, económicos y financieros. El objetivo es que dicho registro digital permita a los usuarios contar con mayores probabilidades de acceder a mejores bienes y servicios.

“En todo caso, el objetivo de estos sistemas es poner al usuario en control real de su identidad”.

Se espera que próximamente se adapte al sistema una wallet donde los usuarios del sistema hagan uso de una stablecoin respaldada por pesos argentinos y captar, dentro de su identidad digital, el historial de operaciones realizadas a través de la misma.

¿Piensas que se pueda implementar en Latinoamérica un marco regulatorio para estas tecnologías? ¿Qué otras propuestas se deben hacer a partir de este informe? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios