La unidad de cuello blanco de la Policía Metropolitana de Seúl allanó este martes 07 de agosto las oficinas de Shinil Group; empresa con sede en Corea del Sur que planeaba lanzar a la venta criptomonedas respaldadas por oro proveniente del naufragio de un barco ruso.

Luego de que en el mes de julio medios locales divulgaron la noticia sobre el hallazgo del naufragio, fuertes rumores sobre presunta estafa entorno a la ICO se empezaron a extender rápidamente, lo que alertó a la policía local. En una nota publicada por The Korea Herald, informaron que la unidad de cuello blanco envió a 27 investigadores a indagar en la sede de la empresa en Yeouido; isla situada en el río Han, conocida por ser el principal distrito financiero y de banca de inversión de Seúl.

Oro a la vista

File:DmitriyDonskoy1880-1905.jpg
Дмитрий Донской (Dmitriy Donoskoy)

El naufragio en cuestión se trata del Dmitry Donskoy, un barco blindado ruso que se había hundido hace 113 años en las aproximaciones de Ulleungdo; isla al este de la península de Corea del Sur, llamada anteriormente en Europa como Dagelet o la Isla Argonaut. Según el comunicado oficial emitido por la empresa, pertenecía a la Flota del Báltico de Rusia, que navegó durante 20 años hasta que se enfrentó en la Batalla de Tsushima.

El equipo de exploración de Shinil Group excavó la zona durante 2 días y, finalmente, el 15 de julio la empresa publicó como pruebas del hallazgo imágenes submarinas del naufragio. Posterior a esto, se empezó a rumorear que el barco se había hundido con 200 toneladas de oro, 130 billones de wones aproximadamente.

¿Todo se queda en familia?

Otra firma que se encuentra bajo investigación es la del empresario Yu Ji-beom. De acuerdo con la información publicada, su filial con sede en Singapur intentó aumentar artificialmente los precios de las acciones y vender a los inversores una criptomoneda llamada Donskoi International Exchange que, según sus palabras, su valor subiría hasta los 10.000 won para septiembre de este año. No obstante, Choi Yong-seok, el Director ejecutivo de Shinil Group, asegura que las dos empresas no están conectadas, aunque sus fundadores son hermanos.

Para complicar aún más la situación el Instituto Coreano de Ciencia y Tecnología Oceánicas (KIOST, por sus siglas en inglés), aseguró que ellos ya habían descubierto los restos del naufragio en el 2003. Actualmente Choi Yong-seok tiene prohibido abandonar el país. Además, el lunes la Interpol ha procesado la solicitud de las autoridades coreanas de “incluir a Choi y otro sospechoso clave sus notificaciones rojas”, informó CCN.

Cuéntanos, ¿qué opinas sobre el presunto hallazgo del Shinil Group? ¿Consideras que se trata de una estafa? Déjanos saber lo que piensas en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios