Casi todos los países de Latinoamérica han dado mucho de qué hablar en la última década, y sobre todo en el último año con el fenómeno migratorio venezolano y las diferentes crisis sociales y económicas. 

Algunos han logrado mantenerse a raya y de hecho han logrado destacar por su discreción en este aspecto. Paraguay es uno de ellos. Sin embargo, finalizando el 2019 ha dejado a más de uno atónito con un nuevo anuncio importante en un contexto histórico de revolución financiera.

Paraguay está preparando una regulación de la industria de criptomonedas en su territorio, la cual se espera que concuerde con los parámetros del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

Una encuesta para comprender la industria de las criptomonedas

Días atrás, el jefe antilavado de dinero (AML) del país latinoamericano, el Secretario para Prevenir el Lavado de Dinero y Propiedad (SEPRELAD), convocó a una cuesta sobre criptomonedas a nivel nacional en la que todos los proveedores de servicios de activos virtuales (VASP) deberían mostrar sus registros por primera vez. 

“Los datos obtenidos se utilizarán para medir el grado de adopción, complejidad y tamaño del mercado de activos virtuales en Paraguay, con el propósito de redactar una regulación que los regule adecuadamente y mitigue el riesgo de mal uso”, señaló el secretario ministro Christian Villanueva.

Según indicaron los funcionarios involucrados de SEPRELAD al portal de noticias Coindesk, por medio de esta auditoría, el gobierno paraguayo buscaba conocer y entender la industria de las criptomonedas dentro de su territorio. Esto podría servir como punto de partida para establecer las primeras reglas enfocadas en el sector, que podrían ponerse en marcha en la primera mitad del año entrante. 

Un plan de regulación inesperado

Volviendo a la idea inicial, Paraguay parecía hacer todo lo posible por alejarse del polémico tema, pero luego de las pautas regulatorias emitidas por GAFI en junio de 2019, hubo presión para que la situación legal de la industria se aclarara. 

En 2015, el Fondo Monetario Internacional estimó que en Paraguay el empleo informal representa “más de la mitad” del empleo total, lo que sugiere que en la nación dominan los negocios extraoficiales. Dicho esto, no es de extrañar que en algún momento un sector emergente como el de las criptomonedas requiriera de atención. 

Villanueva señala que esta decisión fue estimulada por las pautas del GAFI, cuya recomendación 15 hizo especial énfasis en los puntos de referencia anti-lavado de dinero (ALD) asociados con los “activos virtuales”. 

Con estas nuevas regulaciones, las mesas de negociación de venta libre (mercado OTC), las plataformas de intercambio de criptomonedas y otros VASP deberán darse a conocer ante el gobierno, con lo cual se deberán supervisar las actividades de los clientes, siguiendo los protocolos de contrafinanciación del terrorismo (CFT) y ALD.

Noticia buena para muchos, mala para otros

Aclarar el panorama cripto no vendría nada mal considerando las contradicciones observadas en sus jurisdicciones. El país ofrece beneficios muy atractivos como electricidad barata y la aprobación de centros de minería de criptomonedas, por ejemplo. 

Sin embargo, el pasado mes de junio el Banco Central dejó clara su posición contra las criptomonedas, sobre las cuales alegaron que no tenían ningún tipo de validez y que la única moneda de curso legal era el guaraní. Según indica el comunicado:

“El bitcoin y otras criptomonedas similares no son consideradas como monedas de curso legal en el Paraguay y por consiguiente no gozan de la garantía del Estado. Su efectividad o uso como medio de pago en el país no está garantizado y, por lo tanto, no se puede obligar a persona alguna a aceptarlas como medio de pago en transacciones de bienes, servicios o activos físicos o financieros”. 

Pero según el analista de negocios y bitcoiner paraguayo Stan Canova, no todos están felices con el anuncio de las regulaciones gubernamentales sobre la industria.

“Hubo otro grupo en la audiencia y estaban totalmente enojados por la supervisión de SEPRELAD. Algunas personas no quieren tener nada que ver con el antilavado de dinero o la debida diligencia con sus clientes. Esto se va a polarizar”, señala haciendo alusión a la posible resistencia que presenten ciertos grupos ante las nuevas medidas. 

Pero antes que nada sería bueno esperar la emisión oficial de dichas regulaciones para conocer la posición del gobierno respecto al sector.

Ahora cuéntanos, ¿qué opinas sobre el anuncio de la preparación de un marco regulatorio para el sector criptográfico en Paraguay? ¿Consideras que la regulación de las criptomonedas puede estimular o frenar su adopción en los países? ¡Esperamos tus comentarios!

Comentarios

Comentarios