En la Reunión Plenaria del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) en Orlando, se implementaron nuevas medidas en la lucha contra la legitimación de capitales, comúnmente llamada lavado de dinero, que deben ser tomados en cuenta en los países asociados a este grupo.

El GAFI, también conocido por FAFT por sus siglas en inglés, es una organización intergubernamental orientada en prevenir el lavado de dinero. En esta plenaria realizada en la ciudad de Orlando en Estados Unidos, tomaron en cuenta a los activos digitales y establecieron directrices para los exchanges buscando su colaboración para cumplir su objetivo. En este sentido, el Secretario del Tesoro de Estados Unidos Steven Mnuchin, informó en la sesión de cierre de la plenaria el 21 de junio, que las plataformas de intercambio de criptoactivos deberán cumplir los mismos requerimientos AML (anti lavado de dinero por sus siglas en inglés) de las instituciones financieras tradicionales.

Con las nuevas directrices, los exchanges deben identificar el remitente y el receptor de fondos en las transacciones, así como tener información suficiente de sus usuarios para asegurarse de que estos no están involucrados en actividades ilícitas. Además, deben compartir esta información con otros proveedores de activos virtuales y las organizaciones de la ley. Otro requerimiento es desarrollar programas para minimizar los riesgos que se presentan en esta clase de actividad comercial.

Mnuchin justificó estas exigencias en sus declaraciones del cierre del evento en Orlando: “Al adoptar estos estándares y directrices acordados esta semana, el GAFI se asegurará de que los proveedores de servicios de activos digitales no operen en las sombras”

Repercusión en Latinoamérica

Logo del GAFILAT

Estos requerimientos contra el lavado de dinero tendrán que ser acatados en la mayoría de los países de Latinoamérica. Tres países latinoamericanos están afiliados al GAFI, específicamente México Brasil y Argentina. Además, 17 países de la región están afiliados al GAFILAT, grupo financiero latinoamericano anexo a esta organización, las excepciones son Venezuela y El Salvador. No obstante, estos dos últimos sí pertenecen al GAFIC, que incluye a países del Caribe.

De alguna manera, todos los países latinoamericanos están adscritos a algún grupo internacional que apoya los esfuerzos contra la legitimación de capitales y muy probablemente sus gobiernos harán cumplir estas exigencias. En caso contrario, podrían ser incluídos en alguna de las listas de naciones que no cumplen con estos acuerdos, dificultando las inversiones extranjeras al ser considerados “riesgosos”. En orden creciente, está la lista gris, la lista gris oscurecida, la lista negra, y la peor clasificada, la lista roja.

Como era de esperarse, esta reglamentación ha tenido diversas reacciones en el ecosistema cripto. Con opiniones tanto a favor como en contra por parte de los proveedores de servicios de activos digitales, es seguro que los gobiernos que estén a favor de seguir los lineamientos de esta importante organización financiera, tomarán acciones para hacer cumplir estas regulaciones.

¿Qué te parece las nuevas directrices de parte de la GAFI para los exchanges?¿Crees que en tu país se cumplan estas regulaciones? Comparte con nosotros tu opinión en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios