Esta iniciativa para los Estados Unidos es producto de una idea del Director Editorial del Instituto Estadounidense para la Investigación Económica (AIER por sus siglas en inglés) Jeffrey Tucker. El objetivo es reunir a los entusiastas del bitcoin en un espacio común. Con promesas de crear un lugar agradable con personal especializado que ofrezca asistencia para la recuperación de billeteras, y que resulte atractivo para aquellos que busquen informarse sobre una tecnología nueva, asistir a seminarios o incluso disfrutar un buen vino, éste podría ser el inicio de algo grande.

La Embajada Bitcoin abrirá sus puertas oficialmente en abril

Traje cruzado, cuello impecablemente almidonado, lentes estilo Menger que cumplen con los requisitos impuestos por el estilo y, por supuesto, el corbatín, su respectiva tarjeta de llamada Rothbardiana, todo esto nos anuncia la presencia de Jeffrey Tucker. El sr. Tucker es una fuerza de la naturaleza, una optimista máquina de un solo hombre, un cripto-anarquista sin tendencia a la tosquedad ni otra serie de comportamientos que suelen asociarse con una visión radical del mundo. Uno no “conoce” al sr. Tucker, él es una experiencia que se vive.

“La Embajada Bitcoin en Atlanta”, su más reciente proyecto que causa revuelo en el mundo cripto, “está abierta en estos momentos, pero no ha iniciado sus operaciones oficialmente”, advirtió. “Eso podría ocurrir en abril, dependiendo de qué tan rápido podamos construir el sitio, traer acá los cajeros automáticos de cripto, alinear a todos los proveedores y servicios, y así sucesivamente. Uno de nuestros servicios es una compañía de recuperación de billeteras, con un amigo que trabaja en Atlanta. El servicio está hasta el cuello de solicitudes para recuperar cantidades perdidas de bitcoin. Él usa una variedad de técnicas y una miríada de máquinas para extraer contraseñas a la fuerza y ayudar a las personas a recobrar el control sobre su dinero. Ese servicio ahora será un sector en la vida de la Embajada Bitcoin en Atlanta”.

Así es. Atlanta. Como la de Georgia. Como la de los Estados Unidos. Hot’lanta. ATL. El Gran Melocotón. La ciudad demasiado ocupada para odiar. Es el hogar de la primera Embajada Bitcoin oficial en los Estados Unidos, y el sr. Tucker va a la vanguardia en este esfuerzo.

“Asimismo, ofreceremos seminarios gratuitos”, señala el sr. Tucker, “seminarios pagos, campamentos de entrenamiento, sesiones de entrenamiento, y cosas así, haciendo uso de todos los espacios públicos de nuestra oficina de coworking. Éste es el encanto del modelo de la Embajada. Cada ciudad tendrá una forma diferente. Ellas existen en muchos lugares alrededor del mundo, pero esto es tan solo el principio. Me gustaría ver una Embajada en cada ciudad importante del país y del mundo”.

Tel Aviv

Revelación desde Tierra Santa

“La inspiración para esta Embajada surgió de mi visita a Tel Aviv, Israel”, explicó el sr. Tucker a News.Bitcoin.com. “Llegué a [Tel Aviv] y me enteré de decenas de miles de cosas que debería ver en Israel, pero tras una reflexión honesta me llevó inexorablemente a la Embajada Bitcoin que encontré al buscar en internet. Está frente a la bolsa de valores de Tel Aviv. No es un lugar lujoso. Lo que lo hace mágico es el nivel de inteligencia y el ethos que se siente en el lugar. Un gran grupo de personas muy diversas siempre están entrando y saliendo, algunos expertos en cripto y muchos novatos. La atmósfera de enseñanza, intercambio, e inspiración mutua es constante. Fue muy inspirador”.

Jeffrey Tucker es quizás el vocero más elocuente de las criptomonedas dentro del ecosistema actual. Es un invitado clave  obligatorio en casi todas las conferencias cripto, y consistentemente despierta pasiones al invocar vehementemente las bondades del bitcoin. Con 54 años, el sr. Tucker tuvo una experiencia en el campo de la política al formar parte tras su graduación universitaria del equipo de trabajo del entonces Congresista Ron Paul. A partir de ahí, realizó una poco conocida donación para mantener vivo el nombre del oscuro Decano de la Escuela Austríaca de Economía a través del Instituto Ludwig von Mises Institute, donde hizo vida por casi dos décadas. La construcción y la curaduría reflejada en el sitio web Mises.org presupuso la existencia del acceso a internet abierto y libre, dejando atrás a muchos colegas institucionales más reconocidos y con mayor financiamiento. Desde entonces se involucró en reavivar la fiel librería Laissez Faire Books, fundó una plataforma de red social llamada Liberty.me, e incluso trabajó una temporada con la confiable y reconocida Fundación para la Educación Económica.

Atlanta, Georgia

Atlanta, su actual lugar de residencia, cuenta con “dos grandes meetups [de bitcoin], muchas compañías, cajeros automáticos de Bitcoin por todas partes, y fanáticos por toda la ciudad, pero nada permanente que nos una”, continuó el sr. Tucker. “Me gusta quedarme alrededor de los cajeros automáticos de la ciudad donde puedes conocer a una multitud increíblemente diversa de personas. Me resulta fascinante. En esta ciudad tan diversa racialmente, siempre se están cocinando varios ‘proyectos de servicio comunitario’ para ‘alcanzar’ y ‘lograr reunir a las personas’. Con Bitcoin, no se necesita eso. Sucede de forma orgánica porque el cripto nos ama a todos. La gente lo siente. Es una tecnología verdaderamente democrática”.

En su nuevo trabajo con AIER es evidente que el sr. Tucker ha incorporado más contenido relacionado con las criptos en su rotación. Tal y como él indica, recientemente “en medio de un meetup, se me ocurrió que necesitamos la Embajada. En realidad, creo que lo dije primero pero la idea ya estaba flotando en el aire. Tan pronto como mencioné esta posibilidad a las personas a mi alrededor, podías sentir el momento. Inmediatamente fue obvio que necesitaba ocurrir. Era lo que todos estábamos esperando. Incluso el mero rumor entusiasmó a todos. Los patrocinadores empezaron a salir. Lo mismo sucedió con asesores y servicios. Ahora me parece que éste puede ser un éxito real”.

Él tiene confianza en el modelo, a partir del reflejo de lo que ha visto: “La Embajada de Tel Aviv está en la calle. Esa idea me gusta, pero en estos días la seguridad se ha convertido en una preocupación para los Bitcoiners. Es por esto que decidimos ubicar las oficinas en un espacio de coworking, un nuevo y maravilloso WeWork justo en el corazón de la ciudad. Cualquier persona puede visitarnos como invitado pero el espacio debe permitirte el acceso tras un breve proceso de registro en la recepción. Esto tiene sentido para mí. WeWork también cuenta con la infraestructura esencial: café, sofás, pantallas, estacionamiento, acceso permanente, y suficiente vino y cerveza para compartir en las sesiones a altas horas de la noche”.

Bitcoin.com es patrocinante principal de La Embajada Bitcoin en Atlanta.

¿Crees que sea buena la idea de establecer una Embajada Bitcoin? Cuéntanos tus opiniones en la sección de comentarios.

Imágenes cortesía de Wikipedia, y Gage Skidmor.

Articulo original escrito por C. Edward Kelso para News.bitcoin.com
Traducido por Emma Palma Velásquez para Pandanoticias.xyz

 

Comentarios

Comentarios