Una tendencia en crecimiento

Como fue señalado por Kraken en un tweet publicitando su último Informe de Transparencia, la “tendencia es obvia”, con los costos asociados a lidiar con las solicitudes judiciales incluso en un mercado relativamente poco activo. Para subrayar este punto, el exchange volvió a publicar su Informe de Transparencia 2018. Desde entonces, Kraken ha señalado un enorme aumento de 49% en las solicitudes globales (710 contra 475). 62% de estos causaron que Kraken proporcionara datos, con las autoridades de Estados Unidos representando la mayoría de las solicitudes (61%) seguido por Reino Unido y Países Bajos. El exchange de criptoactivos y dinero fiat Wirex reportó un crecimiento aún mayor en peticiones judiciales para 2019. Michael Moore, Director de Cumplimiento Corporativo en Wirex, dijo a News.Bitcoin.com:

“Hemos visto en el curso de los últimos 12 meses un crecimiento continuo en las solicitudes judiciales que hemos recibido, duplicando la cantidad recibida en 2019 en comparación con 2018. Esto se esperaba ya que la compañía continúa creciendo y obteniendo más clientes. También reafirma la necesidad de la industria de ser vigilante y la necesidad de cumplir”

Moore también habló de los “esfuerzos hechos por personas y organizaciones de dudosa reputación cuyo objetivo es la industria fintech” incluyendo estafadores e individuos que se dedican al lavado de dinero. “Estos factores, entre otros”, concluyó que “justifican la contínua inversión que hace Wirex en su infraestructura, asegurándonos que tenemos los sistemas adecuados para los escenarios conocidos y desconocidos”. 

En cuanto a las agencias de seguridad que contactaron a Kraken el año pasado, como se podía predecir, el FBI y la DEA fueron los primeros. Sin embargo, a pesar de que más del 60% de las solicitudes vinieron de agencias de EE.UU., menos del 40% de los titulares de las cuentas son ciudadanos estadounidenses. 

Ya sean citaciones (la gran mayoría de la solicitudes), órdenes de comparecencia u Órdenes Europeas de Investigación, estos intentos de apoyarse en los exchanges no son nuevos. Las agencias gubernamentales y los reguladores del mercado financiero han demonizado desde hace mucho a la industria como una guarida de artistas de las estafas, lavadores de dinero y criminales, para poder utilizar sus músculos legales para obligar a los exchanges a inclinarse ante sus demandas. Agencias tales como la Comisión de Bolsa y Valores, el Departamento de Justicia y la Commodities Futures Trading Commission están acostumbrados a tocar las puertas de los exchanges.

El informe de Kraken fue publicado apenas unos días antes de que se haga efectiva la 5ta Directiva de Anti-Lavado de Dinero (AMLD5 por sus siglas en inglés) de la UE. Se espera que la AMLD5 aumente la aplicación de las normas Conoce a tu Cliente (KYC por sus siglas en inglés), con controles más estrictos en la compra y venta de criptomonedas y mayor cumplimiento. En efecto, ya ha provocado el cierre del procesador de pagos en criptomonedas Bottle Pay y del grifo de bitcoin Chopcoin. Uno de los 22 proyectos de ley que involucran a las criptomonedas por ser considerados por el Congreso en 2020, mientras tanto, habla de cómo los criptoactivos pueden ser usados en una variedad de actividades ilegales, como evadir sanciones de Estados Unidos, tráfico de humanos y terrorismo. 

El costo de tratar con los requerimiento judiciales

Es probable que los bitcoiners que valoran su privacidad estén preocupados por los hallazgos en el informe de Transparencia de Kraken. Un número cada vez mayor de exchanges están aplicando normas KYC y AML rigurosas para apaciguar a los reguladores, con estándares de cumplimiento cada vez más orwellianos. Cuando la plataforma de Singapur de Binance amenazó con suspender a un usuario por utilizar un servicio de mezcla de monedas, el hecho fue interpretado como una muestra de lo que viene. 

Al margen de las preocupaciones de los usuarios, el costo que enfrentan los exchanges presionados por las agencias de seguridad es importante, el CEO de Kraken Jesse Powell dice que la compañía gastó $1.000.000 en esas solicitudes el año pasado. Incluso con un dedicado equipo de cumplimiento, el esfuerzo de evaluar la legitimidad de las solicitudes judiciales y luego filtrar los datos de transacción de los clientes, IDs de transacción, nombres, direcciones de email, direcciones IP y otras cosas, es oneroso. Como se indicó en el informe de Kraken, 28% de las solicitudes en 2019 fueron “no válidas”, lo que significa que “no cumplieron con lo requerimientos legales locales y/o nuestras políticas internas de producción de agencias de seguridad”. En otras palabras, 28% de las solicitudes enfrentaron una resistencia justificada por parte de los exchanges fueron sumariamente rechazadas. Sin embargo, el proceso de investigación toma tiempo, esfuerzo y dinero. 

En cuanto a las solicitudes que fueron aprobadas, el CEO de Shapeshift Erik Voorhees tenía razón en señalar, “El gobierno está gastando el dinero de Kraken para hacer el trabajo policial”. 

¿Qué piensas de la revelación de Kraken de un incremento en las solicitudes judiciales? Comparte con nosotros tu opinión en la sección de comentarios. 

Artículo original escrito por Kai Sedgwick para News.bitcoin.com

Traducido por Carlos Hernández-Bitter para Pandanoticias.xyz.

Comentarios

Comentarios