La destacada plataforma de intercambio canadiense, QuadrigaCX, se convirtió en un caso controversial de la comunidad cripto alrededor de todo el globo durante los primeros meses de este año. Entrando un poco en detalles, el 28 de enero el exchange suspendió sus operaciones tras la repentina e inesperada muerte de su CEO, Gerald Cotten, quien a raíz de este acontecimiento dejó a todo el proyecto en una situación incómoda. La plataforma tiene resguardados gran parte de sus activos en wallets frías a las que solo se puede acceder con la clave correcta, y debido a que Cotten era la única persona con acceso a estas, Quadriga presenta una deuda de casi 200 millones de dólares a cerca de 115.000 usuarios.

Logo de QuadrigaCX

Las búsquedas de las claves por parte de la esposa de Cotten y demás miembros del exchange no han dado frutos, el que una sola persona tuviera acceso a los fondos de la compañía llena de dudas a los miembros del ecosistema cripto, y por otro lado, la poca transparencia sobre los hechos se une a la gran incertidumbre general.

La comunidad pone manos a la obra

Mediante un anuncio emitido en su página web, Kraken toma su posición como un exchange reconocido para ayudar a exponer y traer más atención al caso antes expresado. La posibilidad de recibir hasta $100.000 en dinero fiat o en criptomonedas al exponer pistas e información relevante al caso es puesta sobre la mesa, con la finalidad de que la ayuda de una comunidad pueda ayudar a las entidades involucradas a dar con los fondos perdidos.

Es destacado cómo este programa de recompensa puede llegar a su fin de un momento a otro, además de cómo Kraken es quien determinará la recompensa que recibirán los usuarios según la utilidad de las pistas suministradas.

Cada vez estamos más cerca

Recientemente, un reporte publicado por ZeroNonCense corroborado por Jesse Powell y Taylor Monahan, CEOs de Kraken y MyCrypto respectivamente, indica la forma en que una parte de los fondos perdidos de QuadrigaCX podrían estar como ETH dentro de otras plataformas de intercambio como Polinex, Kraken y Bitfinex, puesto que un análisis en las transacciones del exchange canadiense apuntan a que fueron llevadas transferencias a las distintas plataformas con fines de almacenamiento, durante la época en que Quadriga estaba operativa y ofrecía a Ethereum dentro de su lista de criptoactivos.La información suministrada indica que es probable que ni la esposa de Cotten, Jeniffer Robertson, ni los demás miembros del exchange supieran de estas prácticas de almacenamiento, debido al desconocimiento y poca relación en la forma en que el fallecido CEO solía administrar los fondos de la compañía. Es importante destacar que Robertson señaló en su declaración jurada la posibilidad de que algunos fondos se encontraran situados dentro de otros exchanges, lo que hace plausible que estos recientes descubrimientos sean un paso correcto a este enigma.

La ayuda de la comunidad promete ser de suma utilidad para el FBI y la Policía Montada de Canadá, y quizás más temprano que tarde puedan ser encontrados los activos pertenecientes a QuadrigaCX, de ser así, los usuarios afectados podrán recobrar finalmente los activos que les pertenecen.

¿Cual es tu opinión de este caso? ¿Serán encontrados todos los fondos perdidos gracias a la ayuda de la comunidad? Comparte con nosotros tus opiniones más abajo en la sección de comentarios.

 

Comentarios

Comentarios