Una criptomoneda de dos capas

Así como fue anunciado por uno de los participantes de esta iniciativa, Japón planea probar su Yen Digital con más de 30 importantes empresas financieras del sector, destacando la participación de 3 principales bancos japoneses, como MUFG, Sumitomo Mitsui y Mizuho, junto a algunos comercios minoritarios.

También se destaca la participación de otros miembros como el gigante japonés de telecomunicaciones NTT, Accenture Japan, Daiwa Securities Group y Nomura Holdings, por otro lado, dentro de los reguladores que estarán encargados de observar el desarrollo del proyecto están algunas agencias gubernamentales del país, como el Banco de Japón y la Agencia de Servicios Financieros.

Este proyecto posee la particularidad de que el criptoactivo está planeado en dos capas, la primera consiste en la principal función de una moneda digital basada en blockchain, mientras que la segunda consiste en aumentar la programabilidad introduciendo factores como la lógica empresarial y los contratos inteligentes. De la misma manera, los participantes destacan que esta estructura beneficiará el desarrollo de la economía del país.

Así mismo, afirman que la criptomoneda no entrará en conflicto con los sistemas de pagos digitales existentes, como por ejemplo transferencias bancarias, las tarjetas débito y crédito o sistema de liquidación interbancario llamado “Zengin-net”, si no que será utilizada para mejorar la interoperabilidad entre estas plataformas usándola como una especie de puente.

“Esta moneda digital de dos capas no entrará en conflicto con los instrumentos de pago existentes… Se espera que esta iniciativa pueda mejorar la interoperabilidad entre estas plataformas con la creación de puentes”.

Desarrollo de la CBDC confirmado para 2021

A mediados de octubre el Banco de Japón presentó un informe donde aprobó un proyecto para el desarrollo de una CBDC, iniciativa que se aborda para continuar con la tendencia de innovación tecnológica  que existe actualmente en todo el mundo, el mismo empezará el próximo año.

Se especifica que el banco no tiene decidido efectuar el lanzamiento de esta CBDC, aún así, se presenta esta iniciativa teniendo en cuenta que existe la posibilidad de una amplia demanda pública de este tipo de activos en el futuro.

¿Qué te parece la estructura de este proyecto de dos capas? ¿Crees que Japón deba emitir una CBDC? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios

Comentarios

Comentarios