La compañía presentó una solicitud ante la Régie de l’énergie para aplicar una tasa de disuasión a los nuevos proyectos de los mineros. Según la solicitud, la nueva tasa de Hydro-Québec se establecería en 0.15 centavos de dólar por kilovatio-hora (KWh) consumido, es decir, un 200% de aumento con respecto a la tarifa habitual para todas las compañías relacionadas con monedas criptográficas y tecnología blockchain.

Esta tarifa será aplicable a cualquier nuevo contrato de uso criptográfico aplicado a cadenas de bloques, así como a cualquier sustitución de uso y aumento de potencia, es decir, todas las empresas con un contrato existente, con potencia ya instalada o con un proyecto en desarrollo ya confirmado seguirán beneficiándose de las tarifas normales hasta que se establezcan las condiciones finales.

Quebec, paraíso para los mineros

Es importante recordar que hace algunos meses la empresa canadiense que monopoliza la electricidad, instó a los mineros a establecerse en Quebec en un intento de absorber la energía excedente de las represas al norte de la provincia, lo que hacía la ciudad de Quebec un destino muy atractivo para los mineros; sin embargo, Hydro-Quebec se vio inundada con solicitudes que, según ella, excedían su capacidad a corto y mediano plazo por lo que los directivos decidieron tomar esta medida como un esfuerzo por prevenir el uso de los recursos energéticos de forma ilícita y excesiva.

En este sentido, el pionero local encargado de D-Central Technologies, Jonathan Bertrand, declaró que “Los mineros de Quebec están experimentando lo mismo que en China. Aún no es oficial, pero Hydro-Québec quiere discriminar a los empresarios de Bitcoin con un aumento de precios que convierte a la provincia en el peor lugar de Canadá para establecer un negocio emergente”.

Por su parte, voceros del gobierno indican que las restricciones se toman debido a que los mineros no contribuían con el desarrollo de la región, un representante de la compañía declaró:

“Es necesario que haya un valor agregado para nuestra sociedad; solo teniendo servidores para hacer minería de criptomonedas no produce ningún valor real ni agregado”.

Sin embargo, Jonathan Cote, otro vocero de Hydro-Quebec, agregó que no quieren mandar un mensaje errado a los mineros, sino que las peticiones se mantendrán pausadas mientras solventan el asunto de las condiciones del mercado.

A pesar de esta medida, Canadá sigue posicionándose como uno de los mejores territorios para los mineros por ser uno de los países de Norteamérica con menor costo eléctrico para minar.

¿Qué opinas sobre esta medida de Hydro-Québec? ¿Crees que Canadá seguirá el mismo camino de China al limitar las actividades mineras? Dinos lo que opinas en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios