Cabe destacar que BTC consiguió doblar las cifras ya alcanzadas en menos de un mes, estableciendo un nuevo ATH de $40.180, este repunte, no solo de bitcoin sino de todas las criptomonedas en general, posicionó a todo el sector en un punto en uno de los puntos más resaltantes de su historia, debido a que esto a significado que la capitalización del mercado llegue al billón de dólares.

Postura negativa hacia las criptomonedas

Según informó el diario británico The Times, algunos bancos no aceptarán transferencias provenientes de operaciones con criptomonedas, entre ellos, HSBC no permitirá a sus clientes depositar dinero que tenga como procedencia wallets de activos digitales; si bien otros bancos si están permitiendo giros de wallets hacia cuentas corrientes, muchas otras compañías financieras como Barclays no permitirán que los clientes usen sus tarjetas de crédito para comprar o vender bitcoins.  

El Reino Unido, al igual que los Estados Unidos, es uno de los lugares que ha puesto mayores trabas al sector de las criptomonedas, teniendo una ideología poco flexible hacia estas nuevas soluciones, es por ello que las instituciones financieras y reguladores de la nación han entorpecido en cierta medida el crecimiento de la industria. 

Advertencia de la FCA

Un gran ejemplo de ello es la advertencia que hizo la FCA (Financial Conduct Authority por sus siglas en inglés) este lunes 11 de enero, donde exhorta a los consumidores de las criptomonedas a estar preparados para perder todo su dinero. Este comunicado busca expresar la posición de la entidad ante los criptoactivos y afirma lo siguiente:

“Invertir en criptoactivos, o inversiones y préstamos vinculados a ellos, generalmente implica asumir riesgos muy altos con el dinero de los inversores. Si los consumidores invierten en este tipo de productos, deben estar preparados para perder todo su dinero”.

Estas declaraciones demuestran cómo estas instituciones intentan evitar que los ciudadanos del Reino Unido puedan tener acceso a este tipo de activos, justificando su posición negativa en la volatilidad que poseen los activos digitales, lo que significa un alto riesgo para el consumidor.

Según informó UToday, HSBC y Barclays bloquearon las cuentas de un comerciante de bicicletas del Reino Unido después de que realizó una transacción en un exchange de criptomonedas. Otro de los factores a tomar en cuenta para esta postura negativa, si no es la razón principal, es el lavado de dinero.

De la misma manera, hace unos días se confirmó que entró en vigencia una medida emitida por la FCA, la cual prohíbe la venta de derivados financieros de criptomonedas a inversores minoristas, esta nueva norma marcó su llegada al sector a partir del 6 de enero de 2021 y no ha sido algo bien visto dentro del ecosistema de las criptomonedas.

¿Piensas que las regulaciones en Reino Unido hacia el sector de las criptomonedas son justas? ¿Crees que esta idea de los reguladores cambie en un futuro? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios