El pasado viernes, Héctor Matías Predilailo fue sentenciado a 2 años de cárcel por sustraer 500 ethers del exchange Mercury Cash afectando a un número indeterminado de usuarios. Predilailo ingresó el pasado diciembre en varias cuentas de usuario de la plataforma mencionada, valiéndose de un código informático para conocer los datos personales de estos usuarios y del uso de una VPN para disfrazar su IP y no ser descubierto. De esta manera se transfirió diferentes montos en ethers de distintos usuarios a su cuenta personal, en total unos 500 ethers.

Este cibercrimen se llevó a cabo entre los días 14 y 16 de diciembre de 2017. Para el momento del robo, los 500 ethers sumaban más de 400.000 dólares.

Sentencia del Tribunal de Justicia

Los cargos imputados a Predilailo, de parte de la jueza María Susana Gutiérrez del Superior Tribunal de Justicia del Chaco, en la ciudad de Resistencia, fueron de “defraudación informática” y “violación de secretos y de la identidad”. Según la página oficial de este ente judicial “… mediante manipulación informática (posible acceso por medio de un navegador web al código de la página en cuestión), y sin la debida autorización, provocó la transferencia de un activo con contenido apreciable económicamente (NdeR: la moneda virtual) en perjuicio del patrimonio de las víctimas y en su beneficio”.

Uno de los factores que influyeron en la sentencia fue que para el momento el hacker ya enfrentaba una condena de 6 meses por violencia doméstica. Otros agravantes fueron el hecho de que el imputado perjudicó el prestigio de la conocida plataforma de intercambio deteriorando la confianza de los usuarios. De igual manera, Predilailo utilizó sus conocimientos informáticos para vulnerar la seguridad de esta página en beneficio propio.

Por otro lado, los abogados del cibercriminal alegaron que este sufría de ludopatía para lo cual va a recibir tratamiento durante su condena. Así mismo, su colaboración con el proceso judicial sirvió de atenuante en el veredicto de la jueza, y su condena, al sumarla con la sentencia anterior por violencia doméstica, ascendió a 2 años.

Cibercriminales condenados en otros países

Aunque es la primera vez en Argentina que se da una sentencia por este tipo de crimen, hay precedentes otros lugares del mundo. En 2015 fue sentenciado a 71 meses de prisión el ex-agente del servicio secreto estadounidense Shaun Bridges por haber hurtado aproximadamente 800.000 dólares en bitcoins durante su investigación en Silk Road, un mercado negro on line de distribución de drogas.

También, durante este año se han dictado sentencias contra personas que han hurtado criptomonedas sin la necesidad de recurrir a ciberataques. Está el caso de Joseph Kim, quien se transfirió litecoins y bitcoins desde las cuentas de la empresa para la cual trabajaba en la ciudad de Chicago a cuentas personales. Kim fue sentenciado a 15 meses de prisión.

Así mismo, también han ocurrido arrestos de individuos que han efectuado robos de criptomonedas con el uso de violencia; como ocurrió al trader taiwanés “sr. Tai” a principios de este año cuando 3 sujetos acordaron un encuentro con el mismo con el pretexto de comprarle bitcoins, con la intención de forzarlo a transferirles varias unidades de la criptomoneda mencionada

En conclusión, los delincuentes se pueden valer de distintos métodos para el hurto y robo de criptoactivos, es decir hackeo, uso de fuerza o beneficio al manejar información de criptocuentas. Sin embargo, este tipo de acciones legales y condenas a cibercriminales podría frenar los ataques a los exchanges y los robos de criptomonedas. De esta manera se puede aumentar la confianza en los usuarios del ecosistema cripto, al darle más seguridad a los inversores.

¿Consideras que fue adecuada la sentencia por estos robos? ¿Crees que otros países del mundo van a seguir estos ejemplos? Déjanos saber tus comentarios y opiniones en relación a este tema.

Comentarios

Comentarios