El 31 de mayo, la blockchain de Ethereum Classic completó su hardfork llamado Phoenix, el cual estaba programado para este día a las 8:00 EST en el bloque 10.500.839. Según un comunicado en el blog de Medium de ETC Core, el equipo de desarrolladores de Ethereum Classic (ETC), esta bifurcación trae a esta red algunas funciones que fueron incluidas en Ethereum (ETH) en el hardfork Istanbul. La publicación explica:

“Phoenix incluyó las características de Istanbul de ETH trayendo la compatibilidad técnica absoluta de los casos de uso, herramientas y oportunidades de colaboración de ETH Classic y ETH, mientras se mantienen sus respectivas diferencias”

Esta bifurcación es la tercera en el período de un año que se realiza en ETC con el objetivo de lograr una intercompatibilidad con la red de Ethereum, la cual tiene una mayor variedad de aplicaciones. Los otros dos hardforks en ETC fueron Agharta, imitando las características de Constantinopla en ETH, y Atlantis, que se realizó en septiembre de 2019.

Al respecto, el desarrollador de Ethereum, Afri Schoedon, afirmó en Twitter que el hecho de haber incluido en Ethereum Classic las características de Istanbul en el reciente hardfork significa que las dos redes “alcanzaron la paridad de protocolo”. 

Transición a la nueva cadena

La publicación de ETC Core asegura que la gran mayoría de hashpower ya está en la nueva blockchain, mientras que lo que queda en la cadena anterior está disminuyendo poco a poco. Además, se hizo la actualización para Phoenix de los exchanges, wallets, proveedores de infraestructura y otros servicios. 

Con respecto a los clientes de Ethereum Classic; Core-geth, OpenEthereum, y Multi-geth se sincronizaron exitosamente, lo que no ocurrió con Hyperledger Besu. Sin embargo, este último no afecta negativamente el funcionamiento de la red, explica el comunicado.

Hardforks anteriores

Los hardforks o bifurcaciones duras por los general son utilizadas en las blockchains de las criptomonedas para introducir mejoras y nuevas funciones. Sin embargo, en algunas ocasiones una parte de la comunidad se queda apoyando la cadena original, por no estar de acuerdo con los cambios.

Recordemos que en 2016, un hardfork en la blockchain de Ethereum dio origen a dos cadenas, la nueva cadena mantuvo el nombre de Ethereum mientras que la original tomó el nombre de Ethereum Classic. En el caso de Ethereum las bifurcaciones más recientes fueron Constantinopla, Istanbul y Muir Glacier, las dos últimas con menos de un mes de diferencia. 

Como ya se mencionó, las últimas bifurcaciones en Ethereum Classic han tenido como objetivo principal la compatibilidad con su criptomoneda hermana. De esta manera, el hardfork Atlantis mejoró la funcionalidad y afinidad con ETH, Agharta imitó las actualizaciones incluidas en Constantinopla, y Phoenix hizo lo propio con las mejoras de Istanbul.

Finalmente, la intercompatibilidad entre las dos redes puede beneficiar a la comunidad de Ethereum Classic, aprovechando el mayor desarrollo y variedad de herramientas y aplicaciones existentes en Ethereum. 

¿Qué opinas de la búsqueda de intercompatibilidad por parte de Ethereum Classic?¿Consideras que estos cambios ayudarán a impulsar el uso de ETC? Comparte tu opinión con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios