Guardia civil arresta a los sospechosos y continúan las investigaciones

La Guardia Civil de Alicante, en España, por medio de una operación en conjunto con otros cuerpos policiales, llevó a cabo el arresto de 35 personas por presuntamente estar implicados en la falsificación de tarjetas bancarias y lavar las ganancias obtenidas con criptomonedas.

Operación Capcana

Logo de la Guardia Civil de España

En una operación llamada “Capcana”, se han descubierto en las regiones de Alicante, Barcelona, Las Palmas, Madrid, Málaga, Murcia, Pamplona, Valencia, Vitoria, Zaragoza, Albacete e Islas Baleares, 1.020 delitos registrados hasta ahora. Según se informa, la organización había obtenido 600.000 euros (una cantidad aproximada de 674.000 $) y blanqueado más de un millón (casi 1,2 millones de dólares) utilizando bitcoin.  Los sospechosos pertenecen a regiones de varios países como Camerún, Dinamarca, Guinea Ecuatorial, Marruecos, Nigeria y España. Las autoridades llevan contabilizados 210 personas perjudicadas por las estafas cometidas en España y 20 en Alemania, Francia, Grecia e Israel.

Las autoridades comenzaron a investigar el caso hasta dar con los sospechosos, luego de una denuncia presentada por una empresa de alquiler de vehículos en la región de Alicante, donde utilizaban de forma fraudulenta tarjetas bancarias no autorizadas, con las que contrataban servicios en línea.

Modus operandi de los sospechosos

Los métodos utilizados por la organización eran “Phishing”, donde el estafador o “Phisher” se hace pasar por persona o empresa de confianza para obtener por medio de correo electrónico datos de las tarjetas de crédito, códigos, contraseñas, etc. El “Skimming” otra técnica empleada, donde copiaban la banda magnética durante la operación, para de este modo, clonarla y utilizarla de forma ilegal.

Otra forma de cometer los delitos fue a través del “Bin attack fraud”, que consiste en generar nuevos números de tarjetas de crédito a partir de uno ya existente y legal por consiguiente, para luego realizar una primera transacción por una cantidad, por ejemplo 50 euros, los números válidos se usaban en los siguientes pasos pero en otras operaciones y por montos entre 500 y 10.000 euros.

Estos sospechosos pagaban con las tarjetas falsificadas tickets de tren, hoteles, pasajes aéreos, vehículos de alquiler, etc., y luego pasaban a los cabecillas de la organización un precio inferior al pagado, para posteriormente enviar el dinero obtenido en bitcoins a empresas en Estonia, Finlandia, Reino Unido. El dinero obtenido también se blanqueaba en Benín, Estados Unidos y Guinea Ecuatorial, a través de plataformas de envío de dinero.

Gracias a esta gran operación “Capcana” que se lleva a cabo principalmente en España y que ha contado con la colaboración conjunta de la Europol, Interpol, la Fiscalía Provincial de Delitos Telemáticos y la Fiscalía General de Criminalidad Informática, han logrado lograr llegar hasta los culpables y desarticular la banda de criminales que operan no sólo en España, sino en varios países del mundo.

¿Cómo te parece este caso de bandas que lamentablemente desvían el buen potencial de las criptomonedas? ¿Crees que el sector cripto se pueda ver afectado debido a estas acciones? Queremos conocer tu opinión, déjanos tus comentarios en nuestra sección.

Comentarios

Comentarios