El primer cajero Bitcoin de Vancouver se instaló en un café en el año 2013, el mismo tenía un límite de 3000 dólares canadienses por día, así como también un escáner de palma para confirmar las transacciones.

Para aquel entonces uno de los propietarios del cajero dijo que su intención no era que los traficantes de droga pudiesen enviar “cocaína” a los Estados Unidos para luego poder retirar el efectivo en Canadá.

Actualmente, los cajeros Bitcoin de la ciudad de Vancouver poseen una distintos requisitos para realizar transacciones en ellos, algunos requieren un número de teléfono y una verificación de texto para realizar operaciones mayores a 1000 dólares, otras poseen un límite diario de 3000 dólares y otras simplemente no anuncian límite de transacción.

Sugerencia del alcalde

El pasado mes de mayo, el alcalde Kennedy Stewart propuso la prohibición total de los cajeros automáticos Bitcoin en la ciudad, luego de que unos meses atrás, el consejo de la ciudad propusiera regular el uso y el funcionamiento de los dispositivos, incluyendo en ellos el requisito de incluir la identificación del usuario y del destinatario para poder realizar la transacción, además de exigir una licencia comercial y más características de seguridad.

Declaraciones de un miembro de la policía

Así como revela Coindesk, el Sargento Alvin Shum de la policía, comentó en un informe a la Junta de Policía de Vancouver la falta de control que actualmente existe en la regulación de los dispositivos, lo que evita que no se controlen las transacciones legítimas y hace que los criminales enfoquen sus acciones en ellos.

“Dada la falta de una autoridad central, no hay una organización de control que pueda supervisar o regular la transferencia de fondos para garantizar una transacción legítima. “Esto crea una oportunidad principal para que el elemento criminal capitalice el anonimato restante, ya que trabajan para estafar a ciudadanos desprevenidos, lavar dinero y hacer transacciones anónimas de gran suma”.

Cabe destacar que en el transcurso de un año, la policía ha tenido que intervenir dos veces por delitos asociados con estos cajeros Bitcoin, siendo el último el pasado mes de febrero del año corriente. No obstante, revela que la tendencia a los crímenes por criptomonedas en la ciudad aumentaron un 350% de 2016 a 2017, y registró un aumento adicional del 250% en 2018.

Actualmente existen 76 dispositivos en funcionamiento en la ciudad de Vancouver, y pesar de ser un sistema innovador, Shum indica que los ladrones implementan el sistema de alta presión, la cual consiste en dirigir a las víctimas a retirar grandes cantidades de efectivo y depositarlas en un cajero automático de Bitcoin a una dirección predefinida, teniendo como víctimas principales a inmigrantes recientes y personas de la tercera edad.

¿Crees que la decisión correcta sea eliminar los cajeros de la ciudad? ¿Crees que introducir un proceso KYC más estricto pueda ayudar a combatir esto? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios