Usuarios de Binance, Poloniex y Gemini fueron afectados

El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ por sus siglas en inglés) anunció la semana pasada que dos ciudadanos rusos han sido imputados por crímenes relacionados con “una presunta conspiración para estafar a tres exchanges y sus clientes por criptomonedas valoradas… en 16,8 millones de dólares por lo menos”.

Danil Potekhin (conocido como Cronuswar) y Dmitrii Karasavidi (conocido como Dmitry Karasvidi) supuestamente robaron por lo menos $16.876.000 en moneda local y criptomonedas de usuarios de los exchanges Poloniex, Binance y Gemini.

Los dos acusados crearon numerosos dominios web que imitaban las tres plataformas auténticas en 2017. Mediante tácticas de phishing y spoofing, obtuvieron de manera fraudulenta las credenciales de acceso de más de 150 usuarios, incluyendo direcciones de correo electrónico, contraseñas y otra información personal. Esto les permitió acceder a las cuentas de las víctimas en los exchanges reales.

Además de robar las criptomonedas de las víctimas, Potekhin y Karasavidi participaron en manipulación de precio de la criptomoneda GAS en lo que la acusación describe como “un sofisticado esquema de manipulación de mercado que comenzó en julio de 2017 usando las credenciales robadas de los clientes”. Mediante los fondos valorados en más de 5 millones de dólares en las cuentas de las tres víctimas, los acusados compraron una gran cantidad de tokens GAS, causando que su precio se disparara. Luego convirtieron sus tokens en bitcoin y otras criptomonedas, causando que el precio de GAS se hundiera, dejando a las víctimas con monedas sin valor.

Posteriormente, los acusados lavaron las ganancias del robo “e intentaron esconder la naturaleza y fuente de las monedas digitales transfiriéndolas de una manera sofisticada en capas a través de múltiples cuentas”, describió el DOJ. “Finalmente, un monto significativo de las monedas digitales robadas fueron depositadas en la cuenta de Karasavidi”.

Pena máxima reglamentaria por los cargos

Potekhin y Karasavidi han sido acusados por conspiración para cometer estafa y abuso informático, fraude informático, conspiración para cometer fraude electrónico, conspiración para lavado de dinero, y dos cargos por robo agravado de identidad, detalló el Departamento de Justicia.

“La pena máxima reglamentaria por todos los cargos contra los acusados es de 59 años de prisión”, explicó Dave Anderson, fiscal del Distrito Norte de California.

El Fiscal estadounidense también busca la confiscación de las criptomonedas y dólares presuntamente rastreables provenientes de los crímenes de los acusados. Aparte de más de 6 millones de dólares, las fuerzas policiales incautaron BTC y ETH en diciembre de 2017, valorados en más 12,62 millones de dólares en ese momento. Varias criptomonedas más fueron incautadas en agosto del año pasado, incluyendo BTC, valorados en cerca de 2,60 millones de dólares con los precios de la fecha. Todos los activos confiscados están bajo custodia del Servicio Secreto de Estados Unidos.

¿Qué opinas de este caso? Comparte tu opinión con nosotros en la sección de comentarios.

Artículo original escrito por Kevin Helms para News.bitcoin.com

Traducido por Carlos Hernández-Bitter para Pandanoticias.xyz

Comentarios

Comentarios