Una nueva era tras el COVID-19

Durante este 1 de diciembre se realizó un debate llamado Colombia 4.0, donde algunos expertos sometieron bajo análisis cómo se vió reflejado el impacto del COVID-19 en la transformación digital de los países latinoamericanos, coincidiendo en que la expansión de la pandemia fue un catalizador para la transición a los procesos digitales.

El grupo de ponentes conformado por Irene Arias Hofman, CEO del BID Lab; Kenneth Pugh, senador de Chile por la región de Valparaíso; Jehudi Castro, asesor TIC a la presidencia de Colombia y Mauricio Tovar, emprendedor y cofundador de múltiples startups, discutió los avances de la conocida Cuarta Revolución Industrial, donde se resaltan tecnologías como la Inteligencia Artificial, blockchain, realidad aumentada, Internet de las Cosas, robótica y la computación en la nube.

Los panelistas coincidieron en que a pesar de que existen grandes avances por parte de los gobiernos y las empresas del sector privado por el desarrollo de las nuevas tecnologías, todavía falta fortalecer muchos aspectos como mayores inversiones, incentivar la educación en el talento joven, así como enfocarse en las investigaciones de este sector.

El Senador Pugh afirmó que la propagación del virus forzó la adopción de las nuevas tecnologías no solo en latinoamérica sino en todo el mundo, acelerando 10 años la transformación digital en todos los sectores, de la misma manera, comenta que actualmente los fondos de las naciones continúan dejando de lado el aporte hacia este nuevo mundo.

“Estamos atrasados en materia de 4.0. No hemos hecho las inversiones adecuadas con la magnitud que se requiere. Hoy cuando se habla de infraestructura se habla es de caminos (carreteras) y puentes, pero la infraestructura digital es tan importante como el propio camino. La crisis actual también es una oportunidad”.

La adopción puede ser una buena fuente de empleo

Igualmente, Pugh agrega que todas estas adopciones deben venir acompañadas de un alto nivel de seguridad, destacando que la ciberseguridad es un elemento no negociable para generar confianza en el mundo virtual. Por otro lado, Irene Arias puso como ejemplo a Colombia y Brasil, países que han implementado la tecnología en algunos sectores, como el financiero, para continuar ofreciendo sus servicios en cuarentena.

“Colombia y Brasil han avanzado durante la pandemia, pero hay que mirar las inversiones en investigación y desarrollo porque la región está bastante atrasada. Necesitamos soluciones de financiamiento que sean realmente inclusivas. Las billeteras digitales pueden servir como un pasaporte económico para que las personas tengan un acceso distinto a servicios financieros tradicionales”.

Por su parte, Jehudi Castro, alega que otro beneficio que puede traer la adopción de las nuevas tecnologías es la creación de nuevos empleos para la población, explicando a su vez que la reactivación económica post pandemia pasa fundamentalmente por la transformación digital. 

“Se trata de tecnologías que tienen mucho potencial y que podría abrir nuevos tipos de empleo más creativos para las personas y más mecánicos para las máquinas”.

Finalmente, Mauricio Tovar destacó que durante todo este proceso se debe generar un apoyo al talento nacional, para que este sea partícipe de la expansión hacia las nuevas tecnologías, como por ejemplo desarrolladores, ingenieros, programadores, diseñadores y redactores.

¿Piensas que se le puede dar más apoyo al talento de cada región? ¿Qué crees que falta para tener una mejor adopción de las tecnologías 4.0? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios