Estcoin, el proyecto cripto que causa revuelo en la Unión Europea

Kaspar Korjus

Es innegable el impacto de las criptomonedas y los activos digitales dentro del sector financiero mundial debido a su increíble potencial económico. Tanto es así que los gobiernos e instituciones públicas de países como Venezuela, Suiza y las Islas Marshall han decidido emitir o al menos considerado emitir sus propias criptomonedas nacionales. Es por esto que realmente no fue sorprendente que Kaspar Korjus, director del programa de residencia digital e-Residency en Estonia, haya propuesto la creación de una criptomoneda para este país miembro de la Unión Europea en agosto de 2017.

La propuesta inicial del proyecto conocido como Estcoin planteaba que esta criptomoneda sería ofrecida como parte de una oferta inicial de moneda (o ICO por sus siglas en inglés) a todos los ciudadanos interesados en ella. Asimismo, se consideraba la posibilidad de vincular este activo digital al euro y que su manejo dependiera de la República de Estonia. Sin embargo, el Banco Central Europeo ha manifestado abiertamente su desacuerdo con este proyecto cripto y las declaraciones emitidas por este organismo parecen ponerle punto final al asunto, al menos en su concepción original.

El Banco Central Europeo se pronuncia en contra del Estcoin

Como país miembro de la Unión Europea, Estonia debe someterse al marco normativo común establecido para esta comunidad política y económica. Uno de los organismos encargados de mantener el orden dentro de dicha comunidad es el Banco Central Europeo (BCE), el cual se encarga de administrar las políticas monetarias de los países que tienen al euro como su moneda oficial. Las características del proyecto Estcoin original parecen ir en contra de las reglas prescritas por el BCE, las cuales establecen claramente que la moneda de la eurozona es el euro y, por ende, ningún país miembro de la Unión Europea puede introducir otra moneda nacional diferente, según afirmó Mario Draghi, presidente del BCE, en septiembre de 2017. Es por esto que varios meses después de estas declaraciones, el primero de junio de 2018 el equipo detrás del proyecto Estcoin se vio la necesidad de poner un alto a la creación de este activo cripto hasta reformular la propuesta y adaptarla a los parámetros establecidos por el BCE.  

No todo está perdido…

Una posible solución que haría viable el proyecto Estcoin según las normativas del Banco Central Europeo es la planteada por Siim Sikkut, Jefe de Información Oficial del Ministerio de Economía y Comunicaciones de Estonia. Sikkut afirma que el estcoin ahora será ofrecido solamente a aquellas personas que formen parte del programa e-Residency. Igualmente, el estcoin no podrá ser considerado una moneda similar al euro, sino como un token cripto que servirá para realizar transacciones solamente entre los residentes-e que formen parte de este programa.

Tanto el programa e-Residency como el proyecto Estcoin responden a la intención del país báltico de digitalizarse cada día más. Si bien es cierto que ser residente-e no otorga automáticamente la ciudadanía estonia ni exime la necesidad de una visa, ciertamente tiene una gama de beneficios a los actualmente 22.000 residentes-e de Estonia alrededor del mundo al momento de realizar operaciones comerciales en ese país. Esto trae como consecuencia directa un incremento en el flujo de capital hacia Estonia y ofrecer un activo cripto como prometía ser el estcoin podría traducirse en un número mayor de inversionistas interesados en la residencia-e estonia, lo cual suena realmente maravilloso y productivo al momento de revitalizar la economía de este país.

¿Te parece acertada la postura del Banco Central Europeo frente al proyecto Estcoin? ¿Consideras necesaria la reformulación de esta propuesta para los residentes-e de Estonia? Comparte tus opiniones en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios