Se hará lo posible por retrasar la imposición

El pasado 4 de mayo fue anunciado que Yoon Suk-yeol, recientemente elegido como el nuevo presidente de Corea del Sur, afirmó que retrasaría el lanzamiento del impuesto a las ganancias por inversiones con criptomonedas, previsto para entrar en vigencia el próximo año 2023, con la finalidad de promulgar primero que todo un marco regulatorio para criptoactivos llamado Ley Básica de Activos Digitales (DABA). 

DABA es una normativa creada por la Comisión de Servicios Financieros (FSC) este año que incluye una serie de leyes relacionadas con la emisión de tokens, tokens no fungibles (NFT), listados de exchanges centralizados (CEX), finanzas internacionales sobre las criptomonedas, entre otras cosas. 

En base a esto, se destaca que el nuevo presidente de Corea del Sur se asegurará de que estas contribuciones no entren en vigencia hasta que exista una legislación razonable para la industria de las criptomonedas dentro del país, esto con la finalidad de proteger en todo momento al consumidor, lo que podría significar que el impuesto a los criptoactivos posiblemente sea retrasado hasta el 2024.

Los legisladores están a favor de no lanzar el impuesto todavía

El equipo de trabajo de Yoon está trabajando desde hace unos meses en retrasar la imposición del arancel, alegando que dentro de Corea del Sur no existe legislación suficiente para justificar el lanzamiento del impuesto sobre los criptoactivos. Igualmente, un representante de la FSC habló esta semana sobre el tema, y dijo lo siguiente: 

“La tributación de los ingresos de inversión de los activos virtuales debe realizarse después de que se hayan implementado las protecciones para los inversores”.

Incluso, el presidente del Subcomité de Impuestos, Kim Young-jin, declaró en noviembre que era descabellado imponer un arancel sobre las ganancias que generan las criptomonedas cuando ni siquiera existe un marco regulatorio que defina cómo se clasifican los activos digitales dentro del país.

“Existe un sistema inconsistente para imponer impuestos sin una base clara sobre cómo definir legalmente las criptomonedas en nuestro sistema… pero solo en Corea los impuestos se anteponen a la regulación”.

En un principio, el impuesto sobre las operaciones con criptomonedas estaba fijado para que entrara en vigencia durante el año fiscal 2022, no obstante, a finales del año pasado los legisladores del país asiático acordaron retrasar los planes hasta el 2023 debido a que se detectaron algunas fallas en los procedimientos de recopilación de información que implementaría el Servicio Nacional de Impuestos (NTS).

¿Qué piensas de la postura del nuevo presidente de Corea del Sur con el impuesto contra las criptomonedas? ¿Crees que es necesaria la creación de un marco legal previo a la imposición del tributo? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios