Marcando un nuevo hito dentro del desarrollo de uno de los proyectos más relevantes de todo el ecosistema cripto por su alto seguimiento, diversos miembros de toda la comunidad se preparan para recibir con entusiasmo la llegada de Constantinopla a la red de Ethereum, estando pronosticada para darse el miércoles 16 de enero del 2019 en el bloque número 7.080.000.

Tiempo para realizar pruebas marcarán una llegada exitosa

Remontandonos un tiempo atrás, la introducción de esta actualización dentro de Ropsten (la red de pruebas abierta de Ethereum) dio de qué hablar durante el transcurso del último cuarto del 2018, pues una falla de consenso entre dos clientes prominentes del proyecto marcó una división múltiple en la cadena que dificultó en gran medida la realización de un periodo de pruebas exitoso que permitiera traer esta actualización según lo esperado.

Tomar las cosas con calma y posponer la llegada de Constantinopla para las primeras semanas del 2019 fue la decisión a seguir por los desarrolladores de Ethereum, brindando un tiempo suficiente que permitiera sentar las bases de una bifurcación exitosa cargada de un código revisado de forma exhaustiva.

Desarrolladores de este proyecto pusieron manos a la obra en continuar las revisiones con la finalidad de poder introducir esta nueva actualización, y que otras redes de prueba como Ribenky pudieran recibir a la bifurcación de manera exitosa días antes de su llegada a la red principal llenan de aliento a toda su comunidad seguidora.

Toda la comunidad se prepara

En vista de un acontecimiento que puede suscitarse entre el lunes 14 y el viernes 18 de enero según la confirmación de los bloques de los mineros de la red, plataformas de intercambio como Binance, Huobi, Okex y OKCoin, y wallets como Exodus han dado a conocer con antelación su soporte a esta actualización.

Por otro lado, la Fundación de Ethereum da a conocer a través de un blog en qué consiste Constantinopla y que cambios trae a la red, compartiendo además sitios en los cuales los fieles seguidores de este proyecto podrán anticipar y monitorear en tiempo real la bifurcación de la cadena de bloques.

Aquellos que deberán seguir una serie de pasos para sumarse a la actualización son los operadores de nodos y los mineros de la red, pues los holders de Ethereum y demás usuarios regulares que operen con este y otros activos ligados a ella solo deberán informarse de la posición y las pautas dadas a conocer por la plataforma de intercambio o servicio de resguardo que utilicen.

Una serie de cambios interesantes

5 Propuestas de mejoras para Ethereum o EIPs (Por sus siglas en inglés) continúan enmarcando esta nueva actualización, al introducir mayor optimización en la cadena de bloques para aumentar su escalabilidad y mejorar la experiencia de aquellos que desarrollen aplicaciones sobre esta red descentralizada.

La EIP denominada ProgPoW orientada a eliminar la brecha entre los mineros ASIC y los mineros con GPU parece no estar lista para ser integrada dentro de Constantinopla, y su añadidura a Ethereum sigue planteada para el fork llamado “Estambul” de acuerdo a las intenciones iniciales.

Actualizaciones como esta marcan el desarrollo de todos los proyectos del criptomundo, y es importante apoyar como entusiastas de las nuevas tecnologías y todo su entorno, a la evolución constante de aquellos proyectos que marcan de forma fuerte el potencial de las criptomonedas y las tecnologías descentralizadas.

¿Eres seguidor de Ethereum? ¿Cómo crees que transcurra esta bifurcación? No olvides compartir con nosotros tus opiniones más abajo en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios