Primer caso de esta naturaleza que llega a una corte federal

Alexandre Raffin, ciudadano francés y director de GAINS Associates, una firma de corretaje de criptomonedas en París, está demandando a Modern Assets y a sus directores Carlo Sciubba y Jonathan Allison por no cumplir con su obligación de hacer efectiva la compra del activo digital surcoreano Klaytn, ocasionándole pérdidas por más de 800 mil dólares estadounidenses.

El trato era que Modern Assets debía proporcionarle a Raffin la criptomoneda Klaytn a cambio de dinero fiduciario, sin embargo, esto no llegó a concretarse por razones no reveladas, y el demandante fue puesto en contacto directamente con Gold Coast, el proveedor del activo.

Raffin finalmente no obtuvo lo acordado porque el proveedor desapareció con el dinero y borró cualquier rastro de sus cuentas para contactarlo. A partir de entonces, el activo ha aumentado su valor y de haberse hecho efectiva la transacción el demandante tendría actualmente alrededor de 3.7 millones de dólares australianos, más o menos unos 2.8 millones de dólares estadounidenses.

A razón de ello, Raffin presentó ante un tribunal federal de Australia una demanda contra la compañía Modern Assets por no hacer las debidas investigaciones del supuesto proveedor y adicionalmente está solicitando una compensación por las pérdidas ocasionadas.

¿Cómo está el panorama regulatorio de las criptomonedas en Australia?

El Centro Australiano de Informes y Análisis de Transacciones (AUSTRAC), es una agencia de inteligencia financiera y regulador anti lavado de dinero, que desde el año 2018 ha estado controlando la industria de los activos digitales para disminuir el riesgo de que estos sean usados para financiar el terrorismo, lavar dinero, y cometer crímenes cibernéticos.

La entidad ya tiene registrados 312 proveedores de intercambio y aseguró que: “Si tienes una plataforma de monedas digitales, debes registrarte en el AUSTRAC antes de poder prestar servicios de intercambio de monedas digitales. Es contra la ley brindar servicios de intercambio de monedas digitales en Australia sin estar registrado”.

Es por ello, que el AUSTRAC no ha dado tregua y ya canceló registros de compañías como ACN 625 238 735 Pty. Ltd., Auscoin Pty. Ltd. Y Webpark Pty. Ltd. De igual manera, ha suspendido a otras firmas como Cryptocurrency Transaction Machines Pty. Ltd., y también ha negado el registro de Easy Bitcoin Trading Pty. Ltd., Jwon1 Pty. Ltd., y The Gold Buying Company.

Durante los últimos meses en varios países se ha hablado del entorno regulatorio para las criptomonedas, un punto que ha sido clave para que los inversionistas cuenten con mayor seguridad al realizar operaciones relacionadas al sector emergente, sin embargo, todo apunta a que aún falta un largo camino por recorrer, ya que los casos por estafas siguen siendo tema de preocupación para la industria de los activos digitales.  

¿Cómo te parece el caso del inversionista Alexandre Raffin? ¿Crees que el tribunal federal de Australia falle a favor de las demandas Raffin? Tu opinión es muy importante para nosotros, déjanos tus comentarios en nuestra sección.

Comentarios

Comentarios