La plataforma puede operar nuevamente como un exchange autorizado bajo las regulaciones de la FSA, informó Cointelegraph Japan este 11 de enero.

Comunicado oficial

Coincheck ahora se suma al gran número de plataformas oficialmente autorizadas que constituyen el mercado japonés, según un comunicado de prensa hecho por Monex Group, la plataforma fue registrada con éxito específicamente en la Oficina Financiera de Kanto.

La FSA tomó acciones luego del robo al exchange Zaif el pasado mes de septiembre, llamando a las plataformas inscritas como legales en el país a que realizaran revisiones acerca de sus medidas de seguridad, puesto que el ente regulador sería más estricto a partir de este punto.

Logo de la Agencia de Servicios Financieros de Japón

Monex Group ha tratado de devolver la normalidad a las actividades de la plataforma, anunciando hace unos meses la posibilidad de operar con Bitcoin Cash, Ethereum Classic y Litecoin además de Bitcoin; asimismo introdujo la inclusión de un nuevo sistema de registro por medio del correo para aquellos usuarios que deseen integrarse al exchange.

Hackeo y otros sucesos anteriores

Para hacer un recuento sobre los acontecimientos, Coincheck sufrió hace casi un año lo que se consideró para el momento como el mayor hackeo en la historia de las criptomonedas, arrojando pérdidas que superan los 500 millones de dólares con la extracción de más de 500 millones de tokens de NEM de la plataforma.

Posteriormente, la plataforma informó que haría reembolso de 81 centavos de dólar por unidad (correspondientes al valor de cada token NEM) a los 260 mil usuarios afectados, para luego reanudar los retiros en yen japonés a través de la plataforma.

Más adelante la plataforma cerró las operaciones con Monero, Dash, Zcash y Augur, debido al anonimato que poseen estas criptomonedas, generando un constante riesgo, además con la finalidad de estar al margen de las regulaciones tomadas por la FSA a raíz del catastrófico hackeo sufrido.

A pesar de todos los esfuerzos por responder a sus usuarios de una manera transparente, la plataforma de criptomonedas se vio afectada debido al retiro de aproximadamente 650 millones de dólares de ella, puesto que después del hackeo muchos usuarios decidieron trasladar sus operaciones hacia otro lado.

La compañía pasó a manos del grupo financiero Monex Group en abril del 2018, para resurgir nuevamente bajo un estricto cumplimiento de las regulaciones y bajo el resguardo de las leyes japonesas.

¿Piensas que bajo este nuevo formato el exchange japonés pueda resurgir? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios