Entrando un poco en retrospectiva, al comienzo de este año la compañía japonesa Coincheck se vio sumida dentro de uno de los hackeos más controversiales dentro del mundo cripto con una pérdida de aproximadamente 500 millones de dólares, y a pesar de que actualmente podemos aplaudir la respuesta brindada por la empresa al disponer de su capital para reponer los fondos de aquellas personas que se vieron afectadas, no se pueden ocultar las consecuencias que presenta un ataque de esta magnitud.Resultado de imagen para coincheck

Seguido del hackeo, inversionistas de esta plataforma retiraron una cantidad aproximada de 540 millones de dólares, evidenciando una muy considerable baja en cuanto al volumen de usuarios para Coincheck. Ante este declive, Monex, inc. tentada por resurgir a la empresa a sus tiempos de gloria, compró a Coincheck por 34 millones de dólares.

Una batalla por delante para poder ganar nuevamente la reputación

Resultado de imagen para financial services agencyLa Agencia de Servicios Financieros japoneses (FSA por sus siglas en inglés) tomó una serie de medidas con el fin de prevenir futuros ataques, entre protocolos KYC, revisión de las cuentas en busca de alteraciones y factores de autenticación de dos pasos para efectuar transferencias; destacando la restricción de criptos basadas en la privacidad las cuales garantizan el total anonimato.

Sin dar explicaciones más allá del seguimiento de las medidas ya estipuladas por la FSA, Coincheck anunció el final de las transacciones para Monero, Dash, ZCash y Augur dentro de su plataforma. Los usuarios podrán realizar retiros de estas criptos hasta el 18 de junio de este año y de no hacerlo sus monedas serán transformadas a yenes según sea el actual precio del mercado.

Resultado de imagen para reputation

La compañía nipona ha estado dentro de la diana para la Agencia de Servicios Financieros japoneses luego del ataque y al encontrarse debajo de una nueva directiva es entendible que busquen satisfacer cuanto antes los controles dictados por esta entidad. Para ganarse el público perdido primero deben estar de la mano con la FSA, así esto implique purgar de su plataforma criptodivisas que venían trayendo un buen crecimiento.

La comunidad y el futuro

Las Privacy Coins son un atractivo para aquellos inversionistas que desean mantener sus fondos seguros y privados. Una regulación de este índole no es bien recibida por los usuarios que vean esto como una acción tomada contra la privacidad financiera o para aquellos que sencillamente apuestan por un futuro crecimiento en estas criptos.

“…no estamos lejos de ver que más empresas situadas en Japón se encuentren en la obligación de irse sumando poco a poco

Resultado de imagen para privacySiendo una medida dictada por la FSA no estamos lejos de ver que más empresas situadas en Japón se encuentren en la obligación de irse sumando poco a poco, sin embargo, el bloqueo total de estas criptos quizás no sea la solución definitiva. La introducción de ZCash a Gemini Exchange gracias a la anterior aprobación del Departamento de Servicios Financieros de Nueva York nos presenta una alternativa menos radical, en la cual, con el motivo de reducir el anonimato, no permitirán que el dinero sea retirado a direcciones blindadas.

¿Te interesan las Privacy Coins? ¿Qué opinas de las medidas efectuadas por la FSA? ¿Crees que Coincheck puede recobrar su estatus perdido? Comparte con nosotros tu opinión más abajo en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios