Aumentar la velocidad de los procesos

El 85% de los bancos de toda Italia están implementando tecnología de cadena de bloques para aumentar la velocidad en el intercambio de transferencia de datos y registro de las transacciones a través de la red Corda R3, haciendo que lo que antes demoraba entre 30 y 50 días, ahora se reduzca a un día. 

Durante 1978 se aprobó el acuerdo interbancario, una ley italiana que rige las transferencias interbancarias, en el cual se describe un proceso de envío de cintas físicas por parte de los bancos. Luego, éste se actualizó en mayo de 2019 para incluir la estandarización de datos. Italia estableció un espacio desde el 1 de marzo de 2020 al 1 de octubre del mismo año para la integración de dicho estándar y la aplicación de tecnología blockchain en el sector bancario, adaptándose a las nuevas reglas.

La jefa de innovación de la Asociación Bancaria Italiana (Associazione Bancaria Italiana o ABI), Silvia Attanasio, comentó que las instituciones requerían de un cambio hacia una nueva tecnología, donde el intercambio de la información así como del proceso de reconciliación interbancaria se hiciera en menor tiempo.

Hoy, 55 de todas de las entidades bancarias en el país están utilizando la blockchain de Corda, para realizar rápidamente procesos que anteriormente demoraban mucho tiempo en completarse. La Asociación de bancos italianos (ABI) espera incrementar este número de 55 a 70, y luego traer 100 más a la plataforma de Corda.

Este proyecto blockchain ya va por la fase 2

Durante la conferencia digital de Unitize blockchain, Attanasio indicó que la asociación ha buscado avanzar en materia de tecnología, es por ello que decidieron integrar una plataforma descentralizada construida sobre la red Corda, llamada Spunta.

Antes de que se implementara Spunta, cada entidad tenía su propio software para intercambiar datos relacionados con transferencias interbancarias, explicó Demetrio Migliorati, jefe de blockchain en Banca Mediolanum.

La implementación de Corda para el intercambio de información entre instituciones, fue de bajo riesgo y menor que el de moneda fiduciaria: “Si fallamos en este proceso, lo peor que podría pasar es tener un problema en el intercambio de información entre bancos. Los clientes no se ven afectados, las empresas no se ven afectadas. Era un cajón de arena natural”, aseguró Attanasio.

Los protagonistas de la iniciativa indicaron que experimentar con algo pequeño como el intercambio de datos entre las entidades, abrirá paso a que las instituciones bancarias italianas puedan experimentar con otros posibles casos de uso para la tecnología blockchain. Algunas de ellas ya están comenzando con el intercambio de información relacionadas a las medidas conozca a su cliente (KYC por sus siglas en inglés) y con las garantías de crédito en Spunta.

El proyecto ya se encuentra en su segunda fase, y la tercera y última está programada para octubre de 2020, para ese momento, la ABI espera que alrededor de 70 a 100 bancos se hayan unido a la plataforma.

¿Cómo te pareció la iniciativa de los bancos italianos para implementar blockchain en el intercambio de datos? ¿Crees que para final de año, todas las entidades financieras formen parte de la plataforma bancaria Spunta? Queremos conocer tu opinión, déjanos tus comentarios en nuestra sección.

Comentarios

Comentarios