Informe presentado a la Corte

Así como informó Cointelegraph, los hechos fueron revelados en un informe presentado por Ernst & Young (EY) a la Corte Suprema de Nueva Escocia, donde sus idea principal en contra del exchange era que sus operaciones eran significativamente defectuosas desde el punto de vista de la información financiera y el control operativo.

Además, se resalta que todas las operaciones las realizó una sola persona, en este caso, Gerald Cotton, ex CEO de la compañía, de igual forma, EY indica que no existió una independencia entre los deberes y los controles básicos de la empresa, de la misma forma, los activos del exchange y de los usuarios se manejaron como un solo fondo. 

“Importantes volúmenes de criptomonedas fueron transferidos fuera de la plataforma Quadriga a exchanges de la competencia en cuentas personales controladas por el Sr. Cotten. Parece que el usuario fue registrado en estos exchanges y en algunas circunstancias usado como garantía para una cuenta de comercio de margen establecida por el Sr. Cotten.”

Esto, quizás con la finalidad de supuestamente crear cuentas falsas en el exchange, con identificadas bajo distintos alias, en ellas se realizaron varios depósitos que no fueron respaldados para comerciar dentro de la plataforma. Todo esto se convirtió en una constante malversación de fondos, desde la realización de transacciones artificiales, hasta la inflación de las cifras de ingreso, para finalizar con el retiro de las criptomonedas que los mismos usuarios depositaron.

Según se informa, Cotten cayó en pérdidas y otras deudas comerciales que posteriormente significaron pérdidas en las reservas de criptomonedas de Quadriga; hasta el momento, no se ha podido dar con la identidad de los usuarios a los que Gotten transfirió la gran cantidad de activos, ante esto, Cointelegraph expresa:

“Los exchanges de la competencia recibieron múltiples formas de criptos de los monederos de Quadriga de 2016-19, incluidas 9,50 bitcoin (BTC), 387,738 ether (ETH) y 239,020 litecoin (LTC)”.

Historia de Quadriga

El pasado mes de febrero, Quadriga CX se presentó ante los tribunales para defender sus derechos por una clara falta de liquidez, la corte otorgó una orden de protección de los acreedores a la entidad para lidiar con la problemática ya mencionada, todo esto ocurrió luego de la supuesta muerte de su CEO, Gerald Cotten, quién era la única persona que poseía las claves de las wallets en frío donde se encontraban los activos del exchange.

¿Piensas que el difunto CEO del exchange malversara los fondos de la empresa? ¿En caso de seguir estas acciones hubiese ocurrido una bancarrota en el exchange? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios