Tres hackers norcoreanos han sido acusados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) por su responsabilidad en diversos crímenes cibernéticos que incluyen robo de criptomonedas y uso de ransomware para exigir bitcoins (BTC). Según el documento, las acusaciones contra Jon Chang Hyok, Kim Il y Park Jin Hyok son el resultado de una importante investigación en ciberseguridad que comenzó hace dos años.

En la denuncia se describe que los acusados trabajan para el gobierno de Corea del Norte. Además,  “usando teclados en lugar de armas, robando billeteras digitales de criptomonedas en vez de bolsas de dinero, son los mayores ladrones de bancos”. 

Según el comunicado, esta investigación está relacionada con los cargos presentados contra Park Jin Hyok en septiembre de 2018, quien trabajó para su gobierno conspirando para realizar algunos de los peores ciberataques conocidos, según el DOJ. En primer lugar, el ataque contra la controversial película de comedia “The Interview” en 2014, mediante la táctica de “hack-and-dump”. En segundo lugar, el robo de 81 millones de dólares del Banco de Bangladesh en 2016 y otros robos. Y en tercer lugar, el ataque con el ransomware WannaCry 2.0 en 2017, en el que fueron afectadas más de 230.000 computadoras en 150 países, exigiendo el rescate en bitcoin. 

El departamento culpa directamente al gobierno norcoreano por estos crímenes, asegurando que este actúa “con una campaña de ciber robos y esquemas de extorsión, que se enfoca tanto en dinero tradicional como en criptomonedas”. Asimismo, para el DOJ el país asiático representa una amenaza en su búsqueda de ingresos por medio de la vanguardia en tecnología financiera, incluyendo el robo de criptomonedas almacenadas en los exchanges y otras instituciones financieras, en algunas ocasiones se valieron de aplicaciones de activos digitales con puertas traseras. 

Medidas tomadas en EE.UU.

El documento publicado por el DOJ también afirma que a parte de las acusaciones, el gobierno estadounidense está haciendo esfuerzos por recuperar los fondos sustraídos. Incluso, el departamento ha podido recuperar casi 2 millones de dólares robados de una compañía de servicios financieros con sede en Nueva York. Previamente, en marzo y agosto de 2020, lograron incautar y congelar cerca de 8,5 millones de dólares en criptomonedas.

Otras medidas tomadas en EE.UU. para contrarrestar los cibercrímenes incluyen la publicación de un reporte en conjunto por parte de varias agencias de seguridad para alertar sobre las aplicaciones maliciosas con criptoactivos desarrolladas en Corea del Norte. También hacen un llamado a otros países a unirse a la lucha, ya que según las investigaciones, los acusados podrían estar trabajando en ocasiones desde China y Rusia, adicionalmente se conoce que han recibido ayuda de exchanges OTC (over the counter) y otras redes criminales chinas para lavar el dinero hackeado.

Un estudio previo de la ONU

En 2019, el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó un informe que detallaba que para ese momento ya Corea del Norte había obtenido más de 2 millones de dólares mediante el hackeo a bancos exchanges.

En su reporte, la ONU explicó que seguían el rastro de 35 casos de presuntos norcoreanos que habían atacado instituciones financieras, plataformas de intercambio de criptomonedas y operaciones mineras en 17 países distintos.

Este informe de hace más de un año, coincide con el DOJ en su preocupación por la actividades ilegales que, según sus investigaciones, se están realizando con apoyo del gobierno de Corea del Norte.

¿Qué te parecen las acusaciones contra los hackers norcoreanos? ¿Cómo crees que se puedan detener estos presuntos actos criminales? Comparte tu opinión con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios