Primera sentencia que se dicta por robo de criptomonedas en el país

Kathryn Nguyen, de 25 años de edad y procedente de Sídney, Australia, fue condenada a dos años y tres meses de cárcel por el juez Chris Craigie, por hackear la wallet de un hombre de 56 años de edad y robarle más de 100.000 XRP en enero de 2018. 

Este caso resulta el primero en el país donde se sentencia a una persona por extraer ilegalmente activos digitales. El juez Craigie indicó que fue una “decisión difícil y preocupante” mandar a Kathryn Nguyen a prisión, porque sus referencias reflejaban una “personalidad generosa y trabajadora”, sin embargo, la ciudadana será elegible para libertad condicional en octubre de 2021.

Autoridades venían tras la pista del delito

De acuerdo con las autoridades, la hacker Nguyen y un socio hackearon la cuenta de un hombre de 56 años en enero de 2018, cambiándole la autenticación de dos factores (2FA, por sus siglas en inglés) del celular de la víctima. Así extrajeron y transfirieron la alta suma en XRP a un exchange en el extranjero, donde intercambiaron los fondos robados por bitcoin (BTC) para después enviarlos a distintas wallets.

Cuando el hecho ocurrió, el valor de XRP estaba en un buen momento, cerca de su máximo histórico donde cada activo estaba valorado en 3.81 dólares, por lo que los ladrones cibernéticos pudieron obtener casi 400 mil dólares en ese entonces. Hoy día, los fondos robados tienen un valor aproximado de menos de 30.000 dólares.

Después de una investigación de casi 12 meses, la policía logró incautar computadoras, teléfonos celulares y dinero, a través del allanamiento de la vivienda de Nguyen en Epping, un suburbio de Sídney.

Delitos cibernéticos son pocos denunciados en Australia

Para Matthew Craft, comandante del Escuadrón de Delitos Cibernéticos del estado de Nueva Gales del Sur, las denuncias de este tipo de hechos son muy pocas por lo que es necesario que las personas afectadas informen a la policía para que puedan hacerse cargo y aplicar todo el peso de la ley.

“El problema que tenemos a nivel nacional, no solo en Nueva Gales del Sur, es que la tasa de denuncia de delitos cibernéticos es muy baja”, aseguró Craft.

En este caso de Nguyen, las autoridades policiales fueron informadas del delito cuando el afectado indicó que no podía acceder a su cuenta donde tenía los activos digitales que le fueron extraídos.

Durante los últimos 12 meses, el equipo de Delitos Cibernéticos NSW de la región ha podido realizar múltiples arrestos, gracias a que los afectados han hecho la denuncia ante el cuerpo policial, lo que ha contribuido con la detección de estafas y de ladrones de identidades.

¿Cómo te parece el caso de la hacker australiana? ¿Crees que si las víctimas denuncian más estos robos, el índice de delitos cibernéticos pueda disminuir? Queremos conocer tu opinión, cuéntanos más en la sección de comentarios.

Comentarios

Comentarios