Adoptar las criptos para lidiar con inconvenientes y restricciones

En un intento de dar soluciones adecuadas a asuntos económicos y financieros, los gobiernos y empresas del Caribe han estado dirigiendo cada vez más su mirada hacia criptomonedas como el bitcoin. Esta región ha estado experimentando un crecimiento lento así como altas tasas de deudas desde hace algún tiempo. En años recientes, importantes instituciones bancarias estadounidenses han estado retirando su capital de los mercados caribeños. Sus políticas de “reducción de riesgos” han creado un déficit en los servicios bancarios. Los bancos y autoridades locales han sido acusados de permitir actividades de lavado de dinero y están lidiando con un acceso restringido a las reservas de divisas. Todo esto ha tenido un impacto negativo en las economías caribeñas, las cuales dependen en gran medida del turismo y del comercio internacional.

La Organización de Turismo del Caribe se ha convertido en la más reciente institución regional en adoptar las criptomonedas, según informan los medios informativos locales. La CTO logró establecer un acuerdo con la compañía de blockchain con sede en Barbados Bitt Inc. para así facilitar “la implementación de procesos de pagos más eficientes para productos y servicios turísticos”, según lo anunciado por funcionarios de la organización. Se firmó un memorando de entendimiento con el fin de ayudar a “promover una participación económica más amplia en el turismo comunitario y en sectores relacionados al mismo” a través del uso de criptomonedas. Las partes asociadas pretenden implementar sistemas de pago digitales “eficientes y rentables” para productos y servicios dentro de la industria más importante de la región.

“La zona del Caribe tiene como meta examinar a cabalidad las ventajas que ofrece la nueva tecnología financiera,” declaró el secretario general de la CTO Hugh Riley, quien fue citado por el Caribbean News Digital. El funcionario considera que los servicios de blockchain tienen el potencial para impulsar los objetivos de programas y actividades específicos dentro del sector turístico. “La CTO tiene la responsabilidad, en nombre de nuestros miembros, de explorar plenamente estas posibilidades,” resaltó Riley.

“El turismo es el contribuyente único más importante para la economía caribeña. El bienestar y desarrollo de los países de la región del Caribe dependen enormemente de este sector. Es por esto que consideramos nuestra decisión como una asociación completamente natural y necesaria,” señaló el director general de Bitt Rawdon Adams, quien fue citado por el Travel Pulse. “Sabemos cuán transformadora puede ser nuestra tecnología,” añadió.

Prestando servicios bancarios y financieros a quienes más lo necesitan

Las criptomonedas ofrecen a los países del Caribe la oportunidad de aumentar la disponibilidad de servicios financieros. Una gran parte de la población local carece de acceso básico al sector bancario. Según un informe del Banco Mundial para el 2015, aproximadamente un 50% de los residentes del Caribe ni siquiera son titulares de una cuenta bancaria.

Asimismo, las criptos pueden ayudar a los negocios del Caribe que sufren bajo las restricciones estadounidenses para tener acceso a reservas en dólares de divisas extranjeras. Las economías más grandes de la región, como lo son Jamaica y Barbados, dependen de la importación y exportación de bienes y servicios y necesitan financiamiento para este tipo de operaciones. Las criptomonedas pueden ser usadas tanto el comercio nacional como el internacional y ayudarán a reducir los costos de las divisas extranjeras. Las autoridades y los comerciantes consideran que los pagos en criptomonedas también podrían incrementar las ganancias, así como reducir los costos al consumidor.

Los países caribeños están dando pasos hacia la adopción de las criptomonedas en muchos otros frentes. A principios de este año, el banco Central del Caribe Oriental (o ECCB por sus siglas en inglés) anunció estar considerando emitir una nueva criptomoneda llamada Dólar Digital para el Caribe Oriental (DXCD por sus siglas en inglés). Ocho gobiernos y economías han dado su respaldo al banco y al proyecto cripto. “La decisión de acercarnos más hacia una sociedad que no dependa del dinero en efectivo está en concordancia con nuestra estrategia general de desarrollo, y también con la del  ECCB,” declaró Donaldson Romeo, jefe de Gobierno de Montserrat, informó el diario Gleaner el mes de febrero.

Recientemente, el gobierno de Antigua y Barbuda anunció su decisión de establecer un exchange de criptomonedas. El país insular espera generar ingresos para sus reservas del tesoro al facilitar el intercambio de criptomonedas a cambio de una comisión. Los funcionarios en St. John’s quieren reunir en un terreno común a los compradores y vendedores de criptomonedas, pero también “traer a Antigua al juego”. Ubicar al país “a la vanguardia de este nuevo sistema de creación de riquezas” ha sido declarado como una prioridad.

¿Piensas que la adopción a mayor escala de las criptomonedas en el sector turístico puede ayudar a los países del caribe a estabilizar sus economías? Comparte tus opiniones en la sección de comentarios.  

Imágenes cortesía de Shutterstock.

Artículo original escrito por Lubomir Tassev para Bitcoin.com
Traducido por Emma Palma Velásquez para Pandanoticias.xyz

Comentarios

Comentarios